Anuncio

CIDH coincide “integralmente” con las conclusiones de la ONU sobre Nicaragua

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão, aseguró hoy que su institución coincide "integralmente" con las conclusiones del informe sobre la crisis en Nicaragua de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU. EFE/Archivo

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão, aseguró hoy que su institución coincide “integralmente” con las conclusiones del informe sobre la crisis en Nicaragua de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU. EFE/Archivo

EFE

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão, aseguró hoy que su institución coincide “integralmente” con las conclusiones del informe sobre la crisis en Nicaragua de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Ese reporte, publicado hoy, denuncia un patrón de violencia en Nicaragua y un grado de represión “tan alto” que ha forzado al exilio a ciudadanos por el simple hecho de expresar opiniones distintas a las del Gobierno del presidente, Daniel Ortega.

En un mensaje en Twitter, Abrão aseguró que la CIDH y el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), que apoya el diálogo nacional en Nicaragua, respaldan el informe de la ONU.

“La @CIDH y su #MESENI respaldan la presentación del informe de #ONU @OACNUDH -siglas de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos- sobre la situación que atraviesa #Nicaragua desde abril de 2108. Coincidimos integralmente con el diagnóstico”, afirmó Abrão en Twitter.

Coincidiendo con la publicación del informe, el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, pidió al Consejo de Derechos Humanos (CDH) que se ocupe de la situación en Nicaragua y plantee medidas para prevenir disturbios sociales y políticos aún más graves.

Ese órgano se reúne a partir del próximo 10 de septiembre en Ginebra en su tercer y último periodo de sesiones del año.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU y la CIDH, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), han estado trabajando juntos para buscar una salida a la crisis.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide su renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso de poder y corrupción.

La crisis, la más sangrienta en Nicaragua desde los años 80, ha dejado entre 322 y 448 muertos, según cifras de grupos humanitarios, mientras que el Ejecutivo contabiliza 198 víctimas mortales.


Anuncio