Anuncio
Share

Una ONG chilena reúne a un hijo adoptado irregularmente en EE.UU. con su madre biológica

Jeremy Pixton (i) junto a la directora de la ONG Nos Buscamos, Constanza del Río (d), asisten hoy, 28 de agosto de 2018, a un encuentro con el juez Mario Carroza, que lidera la investigación de más de 500 casos de adopciones irregulares de niños que nacieron en Chile en las décadas de 1970 y 1980 y fueron entregados a familias extranjeras. EFE

Jeremy Pixton (i) junto a la directora de la ONG Nos Buscamos, Constanza del Río (d), asisten hoy, 28 de agosto de 2018, a un encuentro con el juez Mario Carroza, que lidera la investigación de más de 500 casos de adopciones irregulares de niños que nacieron en Chile en las décadas de 1970 y 1980 y fueron entregados a familias extranjeras. EFE

EFE

La ONG chilena Nos Buscamos hizo posible el reencuentro de Jeremy Pixton, un hombre de 42 años nacido en Chile que fue dado en adopción a una familia de Estados Unidos, con su madre biológica, que fue engañada tras el parto y creía que su hijo había fallecido.

Jeremy Pixton sostuvo este martes un encuentro con el juez Mario Carroza, que lidera la investigación de más de 500 casos de adopciones irregulares de niños que nacieron en Chile en las décadas de 1970 y 1980 y fueron entregados a familias extranjeras.

“Mi vida va a cambiar, voy a tener una familia más grande. Viven lejos pero los voy a conocer bien y empezar un camino con ellos”, dijo Pixton, quien este miércoles viajará a Chiloé, al sur del país, para conocer personalmente a Blanca Gallardo, su madre biológica.

Pixton nació en 1976 en el hospital San Borja de Santiago, pero enseguida fue dado en adopción a través de un abogado y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Chile a una pareja de feligreses de la misma iglesia en la ciudad estadounidense de Utah.

Hace un tiempo el hombre empezó a buscar información sobre su familia biológica, aunque solamente sabía que había nacido en Chile en octubre de 1976.

A través de un programa de televisión conoció la existencia de la ONG Nos Buscamos y se contactó con Constanza del Río, la directora de esta organización creada en 2014.

La ONG solicitó el registro de nacimiento y el acta de parto original y descubrió que la matrona que atendió el nacimiento escribió el nombre completo de la madre biológica.

Con esta información, Nos Buscamos averiguó que la mujer vive en Chiloé y, con la ayuda de la Policía, la encontraron en una pequeña localidad rural y le comunicaron que su hijo la estaba buscando.

“Para ella fue una sorpresa cuando la llamé por teléfono para decirle que su hijo que había nacido en el año 1976 la andaba buscando y me respondió que no podía ser porque su hijo había muerto en el parto”, señaló Del Río.

Posteriormente las pruebas de ADN confirmaron que Blanca Gallardo es la madre biológica de Jeremy Pixton. Ambos ya hablaron a través de una videollamada y ahora se conocerán en persona.

Del Río explicó que Nos Buscamos ha resuelto hasta ahora 32 casos de adopciones irregulares, aunque sus bases de datos les hacen pensar que hay más de 3.000 casos parecidos.

En la mayoría de casos las responsables son asistentes sociales que trabajaban en los hospitales, separaban a los recién nacidos de sus madres, todas de familias humildes, y les decían que los bebés habían fallecido.

La responsable de la ONG lamentó que el juez Carroza no les dé acceso a las bases de datos incautadas a las asistentes sociales, donde aparecen los nombres de los bebés dados en adopción y en muchos casos las identidades de los padres biológicos.

“El trabajo sería mucho más fácil. Podríamos llegar a esos padres y saber si los entregaron voluntariamente o si pasa como la mamá de Jeremy, que creía que estaba muerto”, señaló Del Río.


Anuncio