Anuncio
Share

El opositor PPD de P.Rico busca superar diferencias y reafirmar su posición

Fotografía de archivo del exgobernador puertorriqueño, Aníbal Acevedo Vilá. EFE/ SOLO USO EDITORIAL - NO VENTAS

Fotografía de archivo del exgobernador puertorriqueño, Aníbal Acevedo Vilá. EFE/ SOLO USO EDITORIAL - NO VENTAS

EFE

El opositor Partido Popular Democrático (PPD) de Puerto Rico busca superar las diferencias internas y reafirmar su rol de principal partido de la oposición tras años de crisis en el seno de la formación.

El exgobernador (2005-2009) y que fuera también líder del PPD Aníbal Acevedo Vilá señaló hoy a Efe que urge transformar el partido y que para ello la mejor manera es dar cabida a nuevas personas.

Acevedo Vilá decidió tomar protagonismo en el PPD cuando a los 80 años de la creación del partido críticos con el rumbo que impone la actual dirección señalan que no hay una identidad definida ni se busca.

El secretario general del PPD, Carlos Delgado, llegó a decir que el “popular” de a pie percibe una desconexión entre la dirección y sus militantes y sus problemas.

La crisis en el PPD es la causa de que esta semana que legislador Manuel Natal anunciara que deja la afiliación al partido.

Natal justificó su decisión por el distinto rumbo que percibe entre el liderato del PPD y el pueblo puertorriqueño.

Acevedo Vilá propone para dar respuesta al desafío que suponen los problemas del PPD transformar el partido a través de un proceso de primarias.

En una carta enviada a los seguidores del PPD, aseguró que si se mantiene el actual proceso limitado a los votos que controla la Junta de Gobierno, para no dejar que se limpie la casa, habrá que recurrir al instrumento que da la ley electoral, que obliga a los que ostentan posiciones de dirección a someterse a primarias.

“Mi consejo a la Junta de Gobierno actual es que abra las puertas de par en par y se someta al pueblo popular desde ahora”, señala Acevedo Vilá en la carta.

El antiguo gobernador y referencia para muchos militantes del PPD resaltó que la elección del liderato no puede quedar en manos de una asamblea de delegados, ya que de esa forma solo unos pocos controlan el destino de la formación.

Acevedo Vilá subrayó que la toma de un nuevo rumbo en el PPD es necesario visto el resultado de la reunión celebrada la pasada semana por la Junta de Gobierno de la formación.

El encuentro tenía como objetivo analizar la crisis provocada por la relación del actual presidente del PPD, Héctor Ferrer, con DCI Group, firma estadounidense que trabajó en Washington en favor de los acreedores de la isla.

La entidad de dirección del PPD dio su apoyó a Ferrer y aceptó las explicaciones del actual presidente, con lo que se pasó página a un tema que muchos miembros del partido consideraban insostenible.

Ferrer y el antiguo legislador por el PPD Roberto Prats, ambos abogados de profesión, fueron contratados por DCI Group a cambio de servicios legales.

Esa sociedad es una empresa de cabildeo y relaciones públicas que organizó una campaña en contra del Gobierno liderado en 2016 por Alejandro García Padilla y en favor de entidades que trabajaban para que los acreedores de Puerto Rico cobren la totalidad de la deuda de la isla.

Muchos miembros del PPD no entendieron cómo Ferrer y Prats, a la vez, podían defender los intereses de Puerto Rico y ser contratados por esa entidad.

Ferrer dijo a Efe que no se pronunciará sobre las palabras de Acevedo Vilá ni sobre la crisis de que habla.

Acevedo Vilá no quiso pronunciarse sobre la mediática alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, a quien se apunta como potencial candidata a la gobernación, quien renunció a la vicepresidencia del PPD después de que en la reunión de la Junta de Gobierno Ferrer se mantuviera en el cargo.

Uno de los apuntados como responsables de la actual situación del PPD es precisamente Ferrer, quien, tras salir airoso del trámite de la Junta de Gobierno, dijo no haber conflicto de intereses en haber trabajado para DCI Group.

Ferrer sostuvo además que en el PPD hay instalado, como en todo Puerto Rico, un proceso de populismo como respuesta a los actuales desafíos.

La situación del PPD ha sido denunciada por importantes figuras del partido como el senador Aníbal José Torres, quien ha reconocido que las bases no ven con claridad los objetivos de la dirección.

El también senador Eduardo Bhatia sostuvo que el PPD tiene que ser una institución más democrática y participativa.

La corrupción en el seno del PPD, un asunto hasta ahora ajeno, también preocupa, con casos como los de los exalcaldes de Barceloneta Sol Luis Fontanes y de Río Grande Eduard Rivera Correa.

Algunos críticos también ven negativo que el PPD no tome una posición más clara sobre el estatus, lo que facilita que convivan corrientes a favor de la libre asociación a EEUU, el desarrollo del Estado Libre Asociado y quienes apoyan una relación territorial, un tema sobre el que no hay una postura clara.


Anuncio