Anuncio
Share

David García cree que es hora de que Arizona tenga otro gobernador latino

El candidato demócrata para la gobernación de Arizona, David García, posa durante una visita de Efe en su oficina el 23 de agosto de 2018, en Phoenix, Arizona (EE.UU.). En su objetivo de ser el segundo gobernador latino en la historia de Arizona, el candidato de origen mexicano, de 47 años, está convencido de que ganará las elecciones primarias de este martes y para ello no teme apostarle al voto hispano. El académico de la Universidad Estatal de Arizona señaló que en caso de ser electo pugnará por una educación bilingüe en las escuelas públicas, pues hablar dos idiomas es un "recurso genial" cuando la frontera representa un "recurso", tanto para la economía como la cultura. EFE

El candidato demócrata para la gobernación de Arizona, David García, posa durante una visita de Efe en su oficina el 23 de agosto de 2018, en Phoenix, Arizona (EE.UU.). En su objetivo de ser el segundo gobernador latino en la historia de Arizona, el candidato de origen mexicano, de 47 años, está convencido de que ganará las elecciones primarias de este martes y para ello no teme apostarle al voto hispano. El académico de la Universidad Estatal de Arizona señaló que en caso de ser electo pugnará por una educación bilingüe en las escuelas públicas, pues hablar dos idiomas es un “recurso genial” cuando la frontera representa un “recurso”, tanto para la economía como la cultura. EFE

EFE

En su objetivo de ser el segundo gobernador latino en la historia de Arizona, el demócrata David García está convencido de que ganará las elecciones primarias de este martes y para ello no teme apostarle al voto hispano.

“Los latinos no han tenido un motivo positivo que los impulse a votar. En los últimos 20 años la motivación era votar contra Joe Arpaio, Russel Pearce, las políticas antinmigrantes, el muro... Ahora tienen un impulso positivo, votar por un candidato latino”, dice García en entrevista con Efe.

El martes, este profesor tendrá como principal rival en las urnas a Steve Farley, que cuenta con más de 12 años de experiencia en la Legislatura del estado.

Pero el candidato de origen mexicano, de 47 años, se siente confiado en refrendar en la noche electoral lo que apuntan las encuestas, que lo sitúan con una amplia ventaja en intención de voto, de hasta 15 puntos, según una encuesta realizada a mediados de mes por ABC15/OH Predictive Insights.

Por ello, anticipa que su gran contienda será en noviembre, cuando se enfrente al secretario de Estado de Arizona, Ken Bennet, o Doug Ducey, el actual gobernador.

García recordó que Arizona no ha tenido un gobernador hispano por más de 40 años, por lo que está convencido que es tiempo que ese liderazgo llegue al estado.

“Desde Raúl Castro no hemos tenido otro latino, pero estamos listos para cambiar el punto de vista en Arizona. Será una cosa buena para todo el estado tener un gobernador con el apellido García”, asegura sobre el político de origen mexicano que fue electo gobernador en 1974.

Además del empuje que da tener las encuestas a favor, García recientemente recibió el apoyo de la activista Dolores Huerta y aseguró que piensa seguir su lucha en favor de los inmigrantes, pero sin hacer de ello un asunto político.

“No es necesario tener una rueda de prensa cada vez que pasa algo en la frontera, es lo que hace (Doug) Ducey. Habla mucho sobre la seguridad del muro, lo usa como un puente político, pero hay asuntos más importantes que tratar”, considera.

El también veterano del Ejército se pronunció contra la construcción del muro, pero aclaró que está a favor de la seguridad en la frontera.

“Sé que políticamente dirán que no quiero la seguridad en la frontera y esa no es la verdad. Defiendo muestro país, como cuando estaba en el Ejército, pero también tenemos que enfocarnos en las políticas que pueden a ayudar a los inmigrantes que están aquí y quieren contribuir y ser parte del país”, comenta.

También se muestra decidido a luchar contra las políticas antinmigrantes y brindar su apoyo a los miles de jóvenes que llegaron en la infancia al país y que se acogieron al programa Acción Diferida (DACA).

“Estoy listo para luchar por los ‘dreamers’ (...) para mí, ellos son tan americanos como yo”, recalca.

El académico de la Universidad Estatal de Arizona señaló que en caso de ser electo pugnará por una educación bilingüe en las escuelas públicas, pues hablar dos idiomas es un “recurso genial” cuando la frontera representa un “recurso”, tanto para la economía como la cultura.

Nacido en Mesa (Arizona), García es un hispano de cuarta generación y el primero de su familia en graduarse de la universidad, y las dos hijas que ha tenido con su esposa, Lori Higuera, asisten a una escuela pública.

Recientemente García fue criticado por usar su descendencia latina como un recurso en su campaña política, así como su apellido García.

“No sé si es bueno o malo, pero sí sé que es necesario. Creo que es importante que una persona que tenga un apellido como el mío gane en Arizona, no hemos tenido el liderazgo que refleja a la comunidad latino por décadas”, opina.

Pero no sólo busca convertirse en la voz de los hispanos y de las minorías que no han sido escuchadas por los gobiernos republicanos, sino que está decidido a “gobernador para todos”.

“Estamos poniendo énfasis en todas las comunidades que no están representadas en el gobierno: los jóvenes, maestros, latinos, los que no tienen recursos pero tienen el poder para cambiar el estado”, explica.


Anuncio