Anuncio
Share

Londres pide a Irán ir más allá y liberar a británica acusada de espionaje

El Reino Unido celebró hoy el permiso de tres días concedido a una británica encarcelada en Irán desde 2016 por supuesto espionaje, pero pidió a Teherán ir más allá y liberarla por completo. El ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt. EFE/ARCHIVO

El Reino Unido celebró hoy el permiso de tres días concedido a una británica encarcelada en Irán desde 2016 por supuesto espionaje, pero pidió a Teherán ir más allá y liberarla por completo. El ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt. EFE/ARCHIVO

EFE

El Reino Unido celebró hoy el permiso de tres días concedido a una británica encarcelada en Irán desde 2016 por supuesto espionaje, pero pidió a Teherán ir más allá y liberarla por completo.

El ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt, aseguró que el permiso recibido por Nazanin Zaghari-Ratcliffe para poder ver a su hija de cuatro años es algo “extremadamente positivo” y se lo agradeció a las autoridades iraníes.

“Pero no olvidemos que ella no debería estar en prisión”, señaló Hunt en declaraciones a los periodistas en la sede de la ONU, insistiendo en que Zaghari-Ratcliffe es “inocente” y debería poder regresar al Reino Unido.

“Llamamos a las autoridades iraníes a construir sobre la buena voluntad del anuncio de hoy y a ir hasta el final, liberando a Nazanin y permitiendo que vuelva con su familia”, añadió el ministro, que previamente había dado la bienvenida a la decisión iraní a través de Twitter.

Zaghari-Ratcliffe, que cumple una condena de cinco años, fue detenida en el aeropuerto cuando intentaba salir del país al término de unas vacaciones y sostiene que se encontraba en Irán en un viaje familiar para que sus allegados conocieran a su hija Gabriella.

Las autoridades de Teherán, que en un primer momento la encarcelaron sin esclarecer los cargos, la han acusado de tratar de derrocar al régimen de ese país, algo que ella ha negado.

Su situación se complicó después de que en noviembre del año pasado el entonces ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, dijera en el Parlamento que la mujer estaba en Irán para impartir clases de periodismo.

Zaghari-Ratcliffe ha recibido ahora su primer permiso para abandonar temporalmente la prisión Evin, en Teherán, y ver a su hija, que vive con sus abuelos maternos en Irán.


Anuncio