Anuncio

Educadores de Nebraska buscan proteger a estudiantes contra la discriminación

El Departamento de Educación estatal y una coalición de organizaciones educativas locales se comprometieron a que "todos los estudiantes sean tratados con respeto" después de recientes incidentes de violencia racial en eventos deportivos escolares en la región. EFE/Archivo

El Departamento de Educación estatal y una coalición de organizaciones educativas locales se comprometieron a que “todos los estudiantes sean tratados con respeto” después de recientes incidentes de violencia racial en eventos deportivos escolares en la región. EFE/Archivo

EFE

El Departamento de Educación estatal y una coalición de organizaciones educativas locales se comprometieron a que “todos los estudiantes sean tratados con respeto” después de recientes incidentes de violencia racial en eventos deportivos escolares en la región.

“Quiero que Nebraska esté a la vanguardia de cómo pensamos en la equidad y cómo pensamos en la manera de tratar a nuestros estudiantes”, indicó hoy el comisionado de educación Matt Blomstedt al presentar este miércoles la llamada “Declaración de Principios”.

Este documento cita la Declaración de la Independencia de Estados Unidos, la Constitución del país y la Constitución estatal como la base del “principio de dignidad humana” que hace que “los comentarios discriminatorios, el acoso o la intimidación de estudiantes sean inaceptables”.

Además, el documento pide que los educadores desempeñen “un papel activo para asegurarse que nada de eso suceda”.

En mayo de 2017, la Asociación de Actividades Escolares de Nebraska (NSAA, en inglés y firmante del documento) lanzó una campaña en la que pedía que no se usasen “expresiones derogatorias contra los estudiantes” en los encuentros deportivos escolares luego de que se gritase "?Construyan el muro!” contra un equipo mayormente de hispanos e insultos raciales contra jugadores afroamericanos.

Según la NSAA, los incidentes raciales suceden con mayor frecuencia en los encuentros de fútbol americano y de baloncesto, con ciertas personas con carteles en favor de las medidas migratorias del presidente Donald Trump.

Y esos incidentes parecen concentrarse en ciudades como Omaha o Schuyler, donde la mayoría de los estudiantes en las escuelas públicas locales son hispanos.

“No queremos llegar al punto de no retorno, cuando ya no podamos construir el futuro adecuado para el estado de Nebraska”, afirmó el comisionado Blomstedt.

A la vez, el documento impulsado por Blomstedt sostiene que, en Nebraska, “los estudiantes en nuestras escuelas experimentan conductas negativas, acoso y buscapleitos en el horario de clases, y en las actividades escolares por parte de los espectadores que asisten a esos eventos, y a veces por parte de los adversarios”.

Por eso, “queda prohibida y no se tolerará ninguna conducta de una persona que no muestre respeto y cortesía hacia otras personas en las escuelas de Nebraska y en cualquier actividad de esas escuelas”.

Según Blomstedt, “no se trata de un tema legal, sino de un elemento básico de dignidad humana”.

Estadísticas del Departamento de Educación de Nebraska revelan que unos 358.000 estudiantes asisten a las escuelas de ese estado, con 244.000 estudiantes blancos, casi 62.000 latinos, y unos 22.000 afroamericanos.


Anuncio