Anuncio

La ONU urge a Israel a garantizar la entrada de ayuda humanitaria a Gaza

Fotografía cedida por la ONU donde aparece el pleno del Consejo de Seguridad durante su reunión mensual sobre el conflicto palestino-israelí celebrado hoy, miércoles 22 de agosto de 2018, en la sede del organismo en Nueva York (EE.UU.). La ONU urgió hoy a Israel y al movimiento islamista Hamás a garantizar la entrada de ayuda humanitaria a Gaza y defendió que ésta no puede ser rehén de cuestiones políticas o de seguridad. EFE/Loey Felipe/ONU/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Fotografía cedida por la ONU donde aparece el pleno del Consejo de Seguridad durante su reunión mensual sobre el conflicto palestino-israelí celebrado hoy, miércoles 22 de agosto de 2018, en la sede del organismo en Nueva York (EE.UU.). La ONU urgió hoy a Israel y al movimiento islamista Hamás a garantizar la entrada de ayuda humanitaria a Gaza y defendió que ésta no puede ser rehén de cuestiones políticas o de seguridad. EFE/Loey Felipe/ONU/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

EFE

La ONU urgió hoy a Israel y al movimiento islamista Hamás a garantizar la entrada de ayuda humanitaria a Gaza y defendió que ésta no puede ser rehén de cuestiones políticas o de seguridad.

La organización, a través de su responsable de Asuntos Políticos, Rosemary DiCarlo, advirtió de que la situación humanitaria en la Franja se ha deteriorado de forma importante durante las últimas semanas.

Ese empeoramiento se debe, entre otras cosas, al cierre durante más de un mes del cruce de Kerem Shalom, decretado por Israel en respuesta a los globos y cometas incendiaros lanzados desde Gaza contra su territorio y que han arrasado con fuego decenas de hectáreas de terrenos.

Las autoridades israelíes reabrieron Kerem Shalom el pasado 15 de agosto, algo que la ONU celebró, pero DiCarlo insistió en que debe haber garantías de que los suministros necesarios llegan a los gazatíes.

"Éstos no deben ser hechos rehenes por acontecimientos políticos y de seguridad”, dijo la diplomática en un discurso ante el Consejo de Seguridad, que hoy celebró su reunión mensual sobre el conflicto palestino-israelí.

El pasado fin de semana las autoridades israelíes volvieron a proceder a un cierre en la frontera de Gaza, en ese caso en el paso de Erez, el único destinado al tránsito de personas entre el país y la Franja, aunque lo mantuvieron operativo para casos humanitarios y periodistas.

DiCarlo aprovechó la cita de hoy para reiterar el llamamiento de Naciones Unidas a los donantes para que aumenten sus ayudas para Gaza ante el “colapso” de su economía y la situación de sus infraestructuras.

Además, recordó que la agencia de la ONU para los refugiados palestinos necesita más de 200 millones de dólares para poder mantener actividades clave tras el recorte de la aportación estadounidense decidido por el Gobierno de Donald Trump.

DiCarlo aseguró que si ese déficit no se cubre, habrá “serias consecuencias” humanitarias y de desarrollo, así como implicaciones para la estabilidad en la región.

Fuera de la crisis en Gaza, la ONU denunció hoy una vez más la ampliación de los asentamientos israelíes tras varias decisiones anunciadas este mes por las autoridades, principalmente en el área de Jerusalén.

DiCarlo recordó que, para la organización, “todas las actividades de asentamientos son ilegales bajo la ley internacional y un obstáculo para la paz”.


Anuncio