Anuncio
Share

Aplauden la condena de la CIDH a la política de separación familiar de Trump

La organización Texas Civil Rights Project (TCRP) celebró hoy la condena formal de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hacia la política de separación familiar impuesta por el presidente Donald Trump en la frontera con México. EFE/ARCHIVO

La organización Texas Civil Rights Project (TCRP) celebró hoy la condena formal de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hacia la política de separación familiar impuesta por el presidente Donald Trump en la frontera con México. EFE/ARCHIVO

EFE

La organización Texas Civil Rights Project (TCRP) celebró hoy la condena formal de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hacia la política de separación familiar impuesta por el presidente Donald Trump en la frontera con México.

Además, este organismo solicita al Gobierno de Estados Unidos que reunifique “de forma inmediata” a las familias inmigrantes que permanecen separadas, ya que según consta en la resolución, esta situación causa “daños físicos, mentales, espirituales, morales y sociales a los niños que pueden ser irreversibles”.

El director de Justicia Racial y Económica de TCRP, Efrén Olivares, valoró positivamente este requerimiento “sin precedentes”, al tratarse de la primera vez el organismo internacional realiza una acción de este tipo en el continente americano.

“Nos debe servir para avanzar en el movimiento de los derechos de los migrantes, (...) cabe resaltar que la CIDH se refiere a la separación de las familias como un trato cruel, inhumano y degradante, eso básicamente la definición de tortura”, explicó Olivares en una entrevista con la Agencia Efe.

En el caso específico de la organización TCRP, que proporciona ayuda legal a los inmigrantes indocumentados, la CIDH exige la reunificación inmediata de cinco familias en un plazo máximo de diez días, así como que el Gobierno les brinde apoyo psicológico y médico.

Olivares confirmó que dos de las cinco unidades familiares ya han sido reunidas y liberadas en territorio estadounidense, pero que desconocen si el resto permanece bajo custodia de los servicios migratorios o si, incluso, han sido deportadas.

Las políticas de “tolerancia cero” de Trump fueron “la raíz” de una crisis humanitaria que provocó la separación de casi 3.000 menores de sus familiares y que, tres meses después, continúa sin resolverse por completo.

“La situación parece haber perdido un poco de relevancia en los medios a nivel nacional, pero la crisis sigue día tras día”, insistió.

“Precisamente hoy estuvimos en la corte y asistimos a un juicio en el que 90 personas estaban siendo procesadas penalmente por esta política, incluidas 4 inmigrantes que han sido separados de sus hermanos, sobrinos o primos menores”, denunció el abogado.


Anuncio