Anuncio

Presidente del PPD de Puerto Rico pide dejar atrás disputas internas por el país

Héctor Ferrer Ríos (d), Presidente del Partido Popular Demócrata de Puerto Rico. EFE/Archivo

Héctor Ferrer Ríos (d), Presidente del Partido Popular Demócrata de Puerto Rico. EFE/Archivo

EFE

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD) de Puerto Rico, Héctor Ferrer, dijo que se dejarán las controversias internas de la formación para trabajar por el país, tras la reunión de su Junta de Gobierno en la que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Cruz, renunció a la vicepresidencia.

“Ahora se abre una oportunidad para que el PPD vuelva a ‘reenfocar’ su obligación con Puerto Rico”, señalo hoy a Efe Ferrer tras la reunión de la Junta de Gobierno de la formación opositora celebrada esta madrugada, de la que salió fortalecido al mantenerse en el cargo a pesar de la petición de dimisión de figuras destacadas como Cruz.

Ferrer acudió a la Junta de Gobierno del PPD -partido que se ha alternado en el poder en las últimas décadas con el gobernante Partido Nuevo Progresista- para dar explicaciones sobre su relación con DCI Group, firma estadounidense que trabajó en Washington en favor de los acreedores de la isla.

Junto a Ferrer, el antiguo senador por el PPD Roberto Prats -ambos con aspiraciones a liderar al partido en las elecciones a gobernador de 2020- también estaba cuestionado por su relación con DCI Group.

Ferrer y Prats, los dos abogados de profesión, fueron contratados en 2015 y 2016 por DCI Group a cambio de servicios legales.

Esa sociedad es una empresa de cabildeo y relaciones públicas que organizó una campaña en contra del Gobierno liderado en esas fechas por Alejandro García Padilla y en favor de entidades que trabajaban para que los acreedores de Puerto Rico cobren la totalidad de la deuda de la isla.

Los críticos con Ferrer y Prats cuestionan que unas personas que aspiran a liderar el Gobierno de Puerto Rico hayan mantenido relación profesional con una sociedad que trataba de que el Gobierno de la isla pagara hasta el último centavo de la deuda pública a los acreedores, a costa de la prestación de servicios básicos a la población.

“Continuaremos el proceso de reorganización”, sostuvo Ferrer, para quien se deben dejar de lado las diferencias en el seno del PPD para centrarse en el objetivo común de sacar adelante a Puerto Rico.

El presidente del PPD subrayó que su objetivo ahora es el de “comenzar un proceso de introspección con miras a las elecciones -a gobernador- de 2020".

En cuanto al resultado de la celebración de la Junta de Gobierno del PPD, indicó que “cada uno haga su interpretación”, además de resaltar que el tiene claro “cuál es el trabajo que hay que hacer” por el partido al frente del cual sigue.

La alcaldesa de San Juan recurrió a las redes sociales para explicar su decisión de abandonar la vicepresidencia del PPD después de que nadie apoyara su moción para que Ferrer abandonara la presidencia de la formación.

“Renuncié a la vicepresidencia del PPD porque después de una larga discusión en la Junta de Gobierno se hizo evidente que son incompatibles los designios de mi conciencia y permanecer en la posición”, sostuvo la mediática alcaldesa de la capital puertorriqueña.

“Seguiré trabajando en las causas nobles de nuestra gente, como la educación, la erradicación de la pobreza, fuentes de energía. En fin... el país”, destacó en su cuenta de twitter.

Cruz permanecerá en la Junta de Gobierno del PPD como representante del distrito de San Juan.

Otro de los “pesos pesados” del PPD críticos con Ferrer es el antiguo gobernador Aníbal Acevedo Vilá, quien se mostró decepcionado con el rumbo que lleva el principal partido opositor de Puerto Rico.

“Me siento totalmente desvinculado de los organismos rectores del partido”, sostuvo Acevedo Víla en las redes sociales, para quien hay miembros de sus partido que se sienten “sin voz y sin partido” ante la “dirección equivocada” del PPD.

Acevedo Vilá reprochó que los miembros de la Junta de Gobierno del PPD no llevaran a votación la relación de Ferrer y Prats con la compañía DCI Group.

“Anoche la dirección del Partido Popular tomó una decisión que lo aleja de las aspiraciones del pueblo popular y del pueblo puertorriqueño. A los miles de populares que hoy se sienten sin voz y sin partido les aseguro que su voz será escuchada”, dijo.

“Como he dicho anteriormente, hay más populares que partido. Esa brecha se agigantó anoche. Yo continuaré usando este espacio y otros para interpretar y defender lo que ustedes quieren”, resaltó.

El también antiguo gobernador y presidente del PPD Alejandro García Padilla pidió atender la controversia en el PPD con “firmeza”.


Anuncio