Anuncio
Share

Condenan a cadena perpetua a autor de tiroteo en aeropuerto de Florida

A view of JetBlue airline planes sitting on the tarmac during a lockdown after a shooting left at least five people dead and several injured at the Fort Lauderdale-Hollywood International Airport in Fort Lauderdale, Florida, USA, 06 January 2017. EFE/EPA
EFE

El exmilitar de origen puertorriqueño Esteban Santiago, de 28 años, fue condenado hoy a cadena perpetua, por el tiroteo perpetrado en enero de 2017 en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale (Florida) que costó la vida a cinco personas ý dejó heridas a seis.

Además, la jueza federal de Miami Beth Bloom le impuso 120 años de cárcel adicionales, según señalaron los canales de televisión.

Santiago, de 28 años, se había declarado culpable el 23 de mayo pasado de cinco cargos por violencia con resultado de muerte en un aeropuerto internacional y seis por violencia con resultado de heridas graves en un aeropuerto internacional.

El hecho de que el lugar del tiroteo fuese un aeropuerto actuó como agravante en razón de la legislación estadounidense.

Con su declaración de culpabilidad en 11 de los 22 cargos que se le imputaban Santiago evitó ser condenado a muerte.

Inicialmente Santiago se había declarado no culpable de todos los cargos.

Durante el proceso y a petición de la jueza Santiago fue sometido a una serie de evaluaciones mentales para determinar si está mentalmente sano.

El informe clínico del psicólogo que evaluó su salud mental determinó que es “capaz de comprender la naturaleza y consecuencias del proceso en su contra y asistir apropiadamente en su defensa”.

El exmilitar nacido en Nueva Jersey hace 28 años llegó el 6 de enero de 2017 al aeropuerto de Fort Lauderdale desde Anchorage (Alaska) y en la sala de recogida de equipajes tomó una bolsa que había chequeado y se fue al baño.

En la bolsa había una pistola que cargó en el baño y con la que, de regreso a la sala, empezó a disparar a la gente de manera indiscriminada, según mostraron los vídeos de las cámaras de seguridad.

Santiago, que recibe tratamiento médico por esquizofrenia en prisión, fue detenido sin oponer resistencia a los pocos minutos.


Anuncio