Anuncio
Share

Líder opositor cubano Ferrer queda libre y denuncia tortura “psicológica”

El opositor cubano José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), se comunicó hoy por teléfono con periodistas asistentes a una rueda de prensa en Miami para anunciar que fue puesto en libertad y denunciar que sufrió "torturas psicológicas" durante su detención. EFE/Archivo
EFE

El opositor cubano José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), denunció hoy vía telefónica las “torturas psicológicas” a las que fue sometido durante su encarcelamiento del que fue liberado esta mañana, aunque se mantienen los cargos de “asesinato en tentativa” contra él.

Ferrer fue liberado alrededor de las 10.30 hora local (14.30 GMT) de la Unidad de Operaciones de Versalles, en Santiago de Cuba, con un cambio de medida a “libertad inmediata”, aseguró él mismo tras su liberación.

Ferrer pudo comunicarse con los periodistas a través de una llamada telefónica transmitida en la rueda de prensa que estaba prevista en Miami para informar de su encarcelamiento, convocada por la propia Unpacu.

Ferrer, de 48 años, no ocultó su preocupación de ser detenido de nuevo y aseguró que se mantiene el delito de “asesinato en tentativa” en contra de un oficial de la policía política, que se suma a otros cargos acumulados “por su lucha en los últimos años”.

“Hubieran continuando torturándome. Nos maltratan y humillan de mil formas. Como delincuentes comunes sin agua potable y con los interrogatorios constantes a los que me sometieron. Fue una tortura psicológica”, aseguró Ferrer.

El líder de Unpacu, que fue detenido el 3 de agosto pasado después de un incidente con su automóvil y un agente de la policía política en Palmarito de Cauto (oriente de Cuba), aseguró que los agentes de la prisión le “tantearon constantemente” sobre su preocupación de pasar “muchos años encerrado”.

“Desde que empecé a luchar por la democratización de Cuba estoy dispuesto a estar 20 años en prisión. No hay temor”, fue lo que Ferrer trasladó a los oficiales durante su encarcelamiento.

El auto de la Fiscalía, divulgado por medios no estatales de la isla, reporta que Ferrer se “dirigió con su automóvil contra el oficial (Dainier Suárez)”, que se lanzó a la vía sin poder evitar que lo “impactara” causándole un “fuerte golpe” en un brazo.

El líder opositor, que viajaba junto a su chófer y colaborador Ebert Hidalgo, que fue liberado hace 72 horas, dijo hoy que el policía “se metió delante de su automóvil justo cuando aceleró y no le dio tiempo a maniobrar”.

El hermano de Ferrer, Luis Enrique Ferrer, quien ofreció la rueda de prensa en la Fundación Nacional Cubano Americana en Miami, calificó el arresto de “un burdo ‘show’ montado para sacar de la calle a un hombre que les preocupa en Cuba”.

“Primero hablaron de un atentado contra la autoridad, luego que era un intento de asesinato. Todo para llevarlo a un centro preparado para someter a los reos y obligarlos a que confiesen delitos que no han cometido”, dijo a Efe Luis Enrique Ferrer.

Ferrer aseguró que aunque “no le dieron una golpiza” a su hermano José Daniel, “sí lo empujaron, lo trataron mal, lo amenazaron y coaccionaron”.

“Es una tortura porque te meten en una cueva oscura sin condiciones, ardiendo y llena de mosquitos. Eso también es tortura física, no solo que te golpeen”, aseveró Luis Enrique Ferrer.

El líder de Unpacu pudo comunicarse con representantes de organizaciones opositoras presentes en la rueda de prensa, como Rosa María Payá, líder de Cuba Decide, quien alertó de la “oleada represiva contra los opositores cubanos”.

“Efectivamente, todavía hay más de 100 presos políticos en Cuba, que están como si fueran campos de concentración. Son quienes más están sufriendo para la libertad de Cuba”, le respondió José Daniel Ferrer, quién agradeció la lucha hecha desde la oposición.

Por su parte, Silvia Iriondo, dirigente de MAR por Cuba, trasladó su preocupación por la reciente detención de Jorge Luis García Pérez, “Antunez”, líder del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo en Cuba y de “tantos otros que sufren una enorme represión”.

“Si no eliminan la acusación, ésta sigue corriendo y cuando quieran lo llevaran a prisión por este incidente o acusado de un falso asesinato”, dijo Luis Enrique Ferrer, que mostró una alegría contenida durante la comunicación con su hermano.


Anuncio