Anuncio
Share

Apelan fallo en demanda de “soñadores” contra universidades de Georgia

El Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF) apeló hoy un fallo judicial adverso para los estudiantes que demandaron al Sistema Universitario de Georgia por no dejar que jóvenes beneficiarios del programa DACA se matricularan en las universidades más prestigiosas del estado. EFE/Archivo

El Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF) apeló hoy un fallo judicial adverso para los estudiantes que demandaron al Sistema Universitario de Georgia por no dejar que jóvenes beneficiarios del programa DACA se matricularan en las universidades más prestigiosas del estado. EFE/Archivo

EFE

El Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF) apeló hoy un fallo judicial adverso para los estudiantes que demandaron al Sistema Universitario de Georgia por no dejar que jóvenes beneficiarios del programa DACA se matricularan en las universidades más prestigiosas del estado.

De acuerdo con los alegatos presentados hoy en la Corte de Apelaciones del Onceavo Circuito, el fallo apelado, de 2017, interfiere con la potestad del Gobierno federal de definir las políticas migratorias.

“La decisión de la corte que dice que la política del estado de Georgia puede hacer definir lo que es presencia autorizada, contradice lo que dice la ley federal”, declaró a Efe Burth López, abogado de MALDEF a cargo de la demanda.

La demanda fue interpuesta en 2016 en nombre de tres estudiantes residentes en el estado a los cuales se les negaba acceso a las universidades públicas con cupo restringido por su estatus legal.

La Junta de Regentes de Georgia, entidad que regula a las universidades públicas del estado, aprobó en 2011 la medida 4.1.6 para negar a estudiantes indocumentados el acceso a las universidades con cupo limitado, sin importar si estos tienen los méritos académicos para el ingreso.

La prohibición incluye a las universidades más prestigiosas del estado como University of Georgia, Georgia Institute of Technology, Georgia State University, Georgia College, State University y Augusta University, las cuales tenían a un total de 29 estudiantes indocumentados matriculados cuando se aprobó la medida.

MALDEF lleva paralelamente otra demanda contra la Junta de Regentes de Georgia para exigirles que reconozcan el estatus legal que otorga el programa de Acción Diferida (DACA) a sus beneficiarios para poder pagar matrícula como residentes en el estado.

“El caso de la matrícula está esperando la decisión de esta corte, porque ambos casos dependen de la definición de lo que es presencia autorizada”, dijo el abogado.

De acuerdo con López, este tipo de políticas no solo afecta a los jóvenes con DACA, sino a todo el estado al no permitirles prepararse para poder contribuir socialmente y económicamente a Georgia.

“Esta política no es una política aconsejable, porque lo que hace es que estudiantes que pertenecen a Georgia y se han creado acá, tengan menos opciones para alcanzar el sueño americano. El daño también es para Georgia, porque esta política limita sus posibilidades de contribuir al estado”, afirmó el abogado.


Anuncio