Anuncio

Sondeo revela que un 20 % de los mexicanos sufrieron discriminación en 2017

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl González, habla hoy, lunes 6 de agosto de 2018, en un acto celebrado en Ciudad de México (México), para la presentación de la Encuesta Nacional Sobre Discriminación 2017 de México. EFE

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl González, habla hoy, lunes 6 de agosto de 2018, en un acto celebrado en Ciudad de México (México), para la presentación de la Encuesta Nacional Sobre Discriminación 2017 de México. EFE

EFE

El 20 % de los mexicanos declara haber sufrido algún tipo de discriminación en 2017 por su aspecto físico, orientación sexual, género, religión o clase, según desveló hoy una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que señala uno de los principales retos del país.

Es la primera vez que el Inegi levanta una encuesta de estas características y permite detectar cuál es la magnitud de la discriminación y contribuir al diseño de políticas destinadas a fomentar una sociedad igualitaria.

El colectivo que más discriminaciones dice haber recibido es el de las trabajadores del hogar, puesto que 39,5 % sufrieron alguna negación de derechos, seguido de las personas discapacitadas (31,2 %), los homosexuales (29,8 %), los indígenas (29,5 %), los afrodescendientes (26,9 %), las mujeres en general (26,2 %) y las personas con religiones distintas a la católica (24,2 %).

Los actos discriminatorios denunciados se traducen en negaciones de derechos como el acceso a la educación, atención médica, trabajo, programas sociales, créditos y acceso a locales y negocios.

El acto que más denuncian los grupos de estudio lo constituyen los insultos o las burlas en la calle, como el caso de 19,3 % de los discapacitados que declararon haber sentido que les miraban de forma incómoda.

Asimismo, los indígenas dijeron haber sido discriminados en los servicios médicos y en el transporte público, mientras las mujeres declararon haber sido discriminadas en la calle.

Ciudad de México fue la entidad federativa donde los hombres (20,6 %) declararon haber sufrido menor discriminación en comparación con las mujeres (26,4 %).

En cambio, en el sureño estado de Guerrero, los datos se invierten: 23,5 % de las mujeres dijeron haber sido discriminadas, mientras que en el caso de los hombres fue el 26,8 %.

“La discriminación es una distinción ilícita, una práctica que al negar el principio absoluto de la dignidad humana, vulnera los cimientos mismos del sistema democrático y la institucionalidad propia del mismo”, declaró el ombudsman mexicano, Luis Raúl González, en la presentación del informe.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recordó que “el reconocimiento y respeto de la dignidad humana subyacen en el fundamento básico” del sistema jurídico mexicano y de la “convivencia social”.

Por ello, el defensor del pueblo lamentó que en México “persiste cierta resistencia a las medidas de igualdad para asegurar el ejercicio de derechos de todas las personas”.

Según datos de la encuesta, 71,9 % de los mexicanos opinan que se respetan poco o nada los derechos de los transexuales, 65,6 % lo piensan sobre los homosexuales, 64,4 % sobre los indígenas y 62 % sobre las personas trabajadoras del hogar.

Ello se traduce, por ejemplo, en que 40 % de los mexicanos se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo, una cifra que aumenta a 56,6 % a la hora de rechazar la adopción por parte de parejas homosexuales.

El estudio también revela prejuicios extendidos entre la población contra colectivos concretos, como el hecho que 60 % de los mexicanos consideran que “la mayoría de los jóvenes son irresponsables”, o el 44,7 % que considera que la diversidad religiosa fomenta “más conflictos sociales”.

Tras analizar el informe, González concluyó que la discriminación no es siempre resultado de una mala aplicación de programas públicos, sino fruto de “reglas que marginan o privilegian a determinados grupos sociales”.

El presidente de la CNDH pidió implícitamente a Andrés Manuel López Obrador, que asumirá la Presidencia de México el 1 de diciembre, que genere “mejores condiciones de vida para las personas” sin dar lugar a “prejuicios o estigmatizaciones que dividan a la sociedad”.

“Los enemigos de México son la pobreza, la desigualdad, la ignorancia, la corrupción, la violencia, la inseguridad, la impunidad; cuestiones cuyo combate y prevención deben ser intereses y prioridades comunes”, sentenció.


Anuncio