Anuncio
Share

Nueva York urge a vetar programa NRA que da cobertura a casos de autodefensa

Vista General de la reunión anual del programa de la Asociación Nacional del Rifle (NRA en sus siglas en inglés) EFE/EPA/LARRY W. SMITH

Vista General de la reunión anual del programa de la Asociación Nacional del Rifle (NRA en sus siglas en inglés) EFE/EPA/LARRY W. SMITH

EFE

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, urgió a otros estados a bloquear un programa de la Asociación Nacional del Rifle ( NRA en sus siglas en inglés) que le enfrenta en los tribunales al poderoso lobby y que, según denuncia, ofrece coberturas de seguro a propietarios de armas por “malas conductas intencionadas”.

Se trata de “Carry Guard”, que según la NRA instruye sobre las circunstancias “legales, mentales y físicas” que hay “antes y después de apretar el gatillo” y también da acceso a “recursos” para asumir responsabilidades criminales o civiles en caso de disparar en “defensa propia”.

Los estados tienen competencia para regular la industria aseguradora y el de Nueva York concluyó, tras una investigación, que el programa de la NRA es ilegal porque promociona seguros para gente que “rompe la ley” y que son tildados de “seguro de asesinato” por organizaciones que piden un mayor control del acceso a las armas.

En una carta pública dirigida a otros gobernadores, Cuomo, demócrata y opositor de la NRA, grupo al que considera “extremista”, recordó que tras su pesquisa iniciada en octubre, en cuyo transcurso ocurrió el tiroteo en Parkland (Florida), el estado emitió sanciones civiles a algunas aseguradoras suscritas a “Carry Guard”.

“Les urjo a examinar sus leyes y determinar si este producto se está vendiendo ilegalmente o no en su estado, y les animo a seguir el ejemplo de Nueva York y bloquear las ventas” del mismo o “prohibirlo”, escribió el gobernador, que les ofreció asistencia.

Fue el caso de las firmas aseguradoras Chubb, que pagó una multa de 1,7 millones de dólares, y Lockton, de 7 millones, por cubrir a propietarios con ciertas “malas conductas intencionales” y proveerles de un “seguro para su defensa criminal”.

Ambas empresas acordaron abandonar el programa y las ventas de esos seguros específicos en Nueva York.

Poco después, en mayo, la NRA demandó al estado, alegando que tales medidas están motivadas en las ambiciones políticas de Cuomo -que tiene en el horizonte las elecciones de noviembre- y que a su juicio resultan una violación de los derechos constitucionales, así como una censura del libre discurso favorable a las armas.

La organización, que también acusa a Nueva York de estar perjudicando sus cuentas financieras, enmendó la querella hace un mes con más detalles sobre cómo las autoridades la están situando en una “lista negra” ante bancos y aseguradoras a la hora de hacer negocios.

La Asociación asegura que ha perdido “decenas de millones” por culpa de Nueva York. En abril, tras el tiroteo del instituto de Parkland, que dejó 17 muertos, el estado ya se hizo eco de que algunas empresas estaban desvinculándose de la NRA y llamó a otras a hacer lo mismo para cuidar su reputación.

Este pasado viernes, Nueva York presentó una moción ante los tribunales para que se desestime la demanda de la NRA, y su gobernador, que está citado en ella junto a la responsable financiera del estado, Maria Vullo, acusó a la organización de “hacerse la víctima”.

En el programa “Morning Joe”, de la cadena MSNBC, Cuomo criticó hoy que la organización “está haciéndose la pobre” al sostener que ha perdido ingresos por las ventas de los seguros, pero matizó que le parece bien “si tienen menos dinero para acosar y amenazar a los políticos para que tomen posiciones irracionales”.

De acuerdo al diario The New York Times, de cara a las elecciones presidenciales de 2016, la NRA invirtió 20 millones de dólares para convencer a los votantes de que rechazaran a la candidata demócrata, Hillary Clinton, y 11 millones en apoyo de Donald Trump, que salió electo. No obstante, sus gastos ascendieron a 46 millones.

“Nueva York le está plantando cara al lobby armamentístico para proteger las vidas y libertad de nuestros ciudadanos”, dijo Cuomo, quien reconoció que no lo puede “hacer solo” y animó a poner fin a la “venta y marketing de Carry Guard”.


Anuncio