Anuncio

Defensores de posesión de armas en Puerto Rico exigen una nueva Ley de Armas

La Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (Codepola) exigió al Senado de la isla consolidar un proyecto para una nueva Ley de Armas, tras el asesinato de un hombre en una habitación de un hospital el jueves pasado. EFE/ARCHIVO

La Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (Codepola) exigió al Senado de la isla consolidar un proyecto para una nueva Ley de Armas, tras el asesinato de un hombre en una habitación de un hospital el jueves pasado. EFE/ARCHIVO

EFE

La Corporación para la Defensa del Poseedor de Licencia de Armas de Puerto Rico (Codepola) exigió al Senado de la isla consolidar un proyecto para una nueva Ley de Armas, tras el asesinato de un hombre en una habitación de un hospital el jueves pasado.

Según indicó hoy en un comunicado el presidente de Codepola, Ariel Torres, “ahora más que nunca” el Proyecto del Senado 439, del legislador Nelson Cruz, debe contener enmiendas que “hagan más fácil al ciudadano decente tener y portar armas”.

La exigencia de Torres se produce varios después de que un sospechoso, a quien las autoridades federales y locales buscan, entrara a una habitación del Hospital Hima de Caguas y asesinara de una docena de disparos a un joven.

La misión de Codepola es defender al ciudadano que legítimamente tiene licencia de armas en cualquier situación legal que con sus armas se exponga.

Ante ello, Torres indicó que el Legislativo debe aprobar un proyecto que “siga al pie de la letra el derecho fundamental de carácter individual, sin condiciones, sin federación como intermediario y dándole al pueblo lo que pide, que finalmente se reconozca el derecho y nos olvidemos del privilegio”.

Torres agregó que el presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado de Puerto Rico, Henry Neumann, confirmó que tras nueve vistas públicas surgieron unas setenta enmiendas para una nueva Ley de Armas de Puerto Rico, que será presentado en la sesión que se inicia el 20 de agosto.

El senador, por su parte, ha dicho que el tema de las armas levanta pasiones y que el proyecto original era “un poco radical para que fuese aceptado en Puerto Rico, en términos de que se asemejaba a la situación en Estados Unidos, donde puedes ir a una tienda por departamento y salir con un rifle y un galón de leche”.

Sobre estas declaraciones, Torres considera imperativo que se apruebe un proyecto de ley que haga justicia al ciudadano decente en la isla.

Torres se mostró de acuerdo con Neumann en cuando a que se puedan obtener licencias para poseer armas de forma mucho más económica y rápida.

De aprobarse la nueva ley, el permiso para poseer armas en la residencia o negocio del ciudadano se entregará al momento, inmediatamente después del escrutinio en el sistema de información de la Policía y del FBI.

Mientras, la licencia para portar armas será de diez días después de ser solicitada.


Anuncio