Anuncio
Share

La ONU condena los atentados de Afganistán que dejaron 48 muertos esta semana

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy los ataques terrorista que han sacudido Afganistán en la última semana que han dejado al menos 48 muertos, los cuales calificó de "atroces y cobardes". Pertenencias de las víctimas de un ataque suicida yacen en el suelo, fuera del hospital donde fueron desplazadas, en la provincia de Paktia (Afganistán), hoy, 3 de agosto de 2018. EFE/ARCHIVO

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy los ataques terrorista que han sacudido Afganistán en la última semana que han dejado al menos 48 muertos, los cuales calificó de “atroces y cobardes”. Pertenencias de las víctimas de un ataque suicida yacen en el suelo, fuera del hospital donde fueron desplazadas, en la provincia de Paktia (Afganistán), hoy, 3 de agosto de 2018. EFE/ARCHIVO

EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy los ataques terrorista que han sacudido Afganistán en la última semana que han dejado al menos 48 muertos, los cuales calificó de “atroces y cobardes”.

Los atentados tuvieron como objetivo un centro médico y un edificio gubernamental en la provincia de Nangarhar, así como una mezquita chií en Paktia, ambas regiones en el este de Afganistán.

“Los miembros del Consejo de Seguridad reafirman que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una de las amenazas más serias a la paz y seguridad internacional”, afirmó el órgano de la ONU en un comunicado enviado a la prensa.

El texto también insistió en la necesidad de llevar ante la justicia a los autores y organizadores de estos atentados, y reiteró que cualquier acto de terrorismo “es criminal e injustificable, al margen de su motivo y de quién, dónde o cuándo se cometa”.

Instó además a todos los estados a combatir, con todos los medios posibles y en concordancia con la Carta de las Naciones Unidas y otras obligaciones bajo la ley internacional, “las amenazas contra la paz y seguridad internacional causadas por los actos de terrorismo”.

Hoy, un total de 30 personas fallecieron y otras 81 resultaron heridas en un ataque suicida a una mezquita de la minoría chií hazara perpetrado hoy por dos insurgentes disfrazados con burkas en la provincia de Paktia, en el este de Afganistán.

Además, el pasado martes otro atentado dejó otras 18 personas muertas y 15 heridos más en un asalto contra la sede del Ministerio afgano de Refugiados en la provincia de Nangarhar, también en la región oriental del país.

Esa ciudad ya fue escenario a principios de julio, cuando estaba allí de visita el presidente afgano, Ahsraf Gani, de un atentado suicida que costó la vida a 19 personas y causó heridas a otras 21, en su mayoría miembros de las minorías hindú y sij.


Anuncio