Anuncio

Rosselló pide ayuda a la secretaria de Seguridad Nacional de EEUU por María

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pidió hoy ayuda a la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen (imagen), para superar los daños provocados por el huracán María que devastó la isla caribeña el pasado septiembre. EFE/ARCHIVO

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pidió hoy ayuda a la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen (imagen), para superar los daños provocados por el huracán María que devastó la isla caribeña el pasado septiembre. EFE/ARCHIVO

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pidió hoy ayuda a la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, para superar los daños provocados por el huracán María que devastó la isla caribeña el pasado septiembre.

Rosselló, tras reunirse con Nielsen, informó a la prensa de que durante el encuentro con la funcionaria, que se desplazó a Puerto Rico y las Islas Vírgenes para estudiar los esfuerzos de recuperación tras los huracanes, le presentó una serie de solicitudes que beneficiarán al territorio caribeño.

“Informamos a Nielsen de los progresos y de dónde están los escollos”, señaló el jefe del Ejecutivo en relación a su encuentro con la funcionaria federal estadounidense.

Rosselló dijo que le solicitó a Nielsen que se extiendan las ayudas financieras federales para la recogida de escombros provocados por el paso del huracán María, que devastó las infraestructuras de la isla y dejó a miles de puertorriqueños sin hogares.

El gobernador de Puerto Rico recordó que aunque con retraso ese tipo de concesiones ya se le dieron a otros territorios de EEUU como Luisiana afectados por desastres naturales.

“Solicite además que las reclamaciones afectas por consideraciones de problemas de documentos se puedan acelerar, ya que hay procesos burocráticos atrasados”, indicó Rosselló.

El jefe del Ejecutivo puertorriqueño dijo además que informó a Nielsen del estado de la infraestructura eléctrica de la isla tras el paso del huracán María por Puerto Rico.

“Acordamos ver qué se puede hacer para estos pedidos”, dijo sobre la reunión con Nielsen, de la que no se aportó más información.

Nielsen se desplazó a Puerto Rico y las Islas Vírgenes para conocer de primera mano los esfuerzos de recuperación y preparación ante la temporada de huracanes, que el próximo septiembre se enfrentará a la parte más crítica.

La funcionaria, en su visita a Puerto Rico, también se reunió con personal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema, en inglés).

La secretaria de Seguridad Nacional tiene previsto en su visita a la región participar además en las Islas Vírgenes en reuniones con responsables de ese territorio de EEUU y trasladarse a una escuela dañada por el huracán María, que también golpeó con fuerza ese área del Caribe.

El paso del huracán María por Puerto Rico provocó pérdidas cercanas a los 90.000 millones de dólares, lo que supone el tercer huracán más costoso en daños desde 1900 para Estados Unidos.

El ciclón destrozó las infraestructuras de telecomunicaciones y en especial las de la Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE), por lo que todavía hoy, casi 11 meses después de María, hay clientes de la compañía que carecen de servicio.

En la capital, San Juan, a pesar de que la totalidad de los clientes recuperaron el servicio, hay intersecciones de importantes avenidas del centro de la ciudad en las que los semáforos no funcionan, sin que las autoridades hayan dado una solución al problema.

Los daños materiales son solamente uno de los problemas que ocasionó el huracán María, ya que las muertes provocadas a causa del ciclón son aún una incógnita por despejar.

El Gobierno puertorriqueño ha encargado una investigación independiente al instituto Milken de Salud Pública de la Universidad George Washington que aún se encuentra recopilando información y que se espera que sea publicado a final de verano.

Un estudio de la Universidad Penn State en Pensilvania publicado esta semana señala que el saldo mortal dejado por el paso del huracán María en Puerto Rico el pasado año superó los 1.130 fallecidos, muy por encima de los 64 reconocidos oficialmente.

El Gobierno siempre ha defendido ante esta disparidad de cifras que los 64 muertos son la cifra resultante de aplicar el protocolo de que se disponía.


Anuncio