Anuncio
Share

Los republicanos rechazan en el Senado aumentar fondos a seguridad electoral

El senador estadounidense por el estado de Vermont, Patrick Leahy. EFE/Archivo

El senador estadounidense por el estado de Vermont, Patrick Leahy. EFE/Archivo

EFE

Los republicanos del Senado bloquearon hoy una propuesta demócrata para proporcionar a los estados más fondos para seguridad electoral antes de los comicios legislativos de este noviembre, tras la probada injerencia rusa en las elecciones de 2016 por parte de las agencias de Inteligencia.

Con 50 votos en contra y 47 a favor, los legisladores rechazaron la propuesta impulsada por el senador por Vermont Patrick Leahy, ya que se necesitaban sesenta votos para incluir la iniciativa en el texto presupuestario que se debate estos días en la Cámara Alta.

La propuesta habría proporcionado 250 millones de dólares para invertir en medidas de seguridad para los comicios, pero los republicanos argumentaron que no se necesitan más fondos y que los estados aún no han gastado 380 millones de dólares previamente aprobados por el Congreso.

El senador Bob Corker, republicano por Tennessee, fue el único senador republicano que votó a favor de la enmienda, mientras que el también conservador James Lankford aseguró que es “demasiado pronto” para que el Senado conceda más fondos a ese respecto.

Leahy respondió que ya hay razones para alarmarse por una posible nueva injerencia y que el Congreso debería aprobar más dinero antes de las elecciones.

“El presidente (Donald Trump) no va a actuar. El deber ha recaído sobre nosotros. No descubramos después de las elecciones que este país estaba indefenso frente a los ataques de Rusia y digamos, Dios mío, deberíamos haber hecho algo”, apuntó.

El líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, advirtió durante una entrevista la semana pasada de que habría “graves consecuencias” si los rusos intentaran intervenir en las elecciones al Congreso de 2018.

Precisamente este martes, el gigante tecnológico Facebook anunció que había desactivado 32 cuentas y páginas en su red social y en Instagram que estaban coordinadas en una presunta campaña de desinformación identificada cuyo objetivo era influir en los comicios legislativos.

“Todavía estamos en las primeras fases de nuestra investigación y no tenemos todos los hechos, incluyendo quién podría estar detrás”, admitió la compañía, que, no obstante, señaló que quien orquestó esta nueva campaña de presunta desinformación fue “mucho más allá" que Internet Research Agency (IRA) a la hora de ocultar su verdadera identidad y motivación.

IRA es una entidad que se dedica a promover las posiciones del Gobierno ruso en redes sociales e internet y que, según Facebook, tuvo un papel protagonista en las campañas de bulos y noticias falsas sobre temas controvertidos y divisivos que trataron de influir en las elecciones de 2016, en las que Donald Trump alcanzó la Casa Blanca.


Anuncio