Anuncio

P&G cierra su año fiscal con unas ganancias de 9.750 millones, un 36 % menos

Vista de varios detergentes de Procter & Gamble en una exposición. EFE/ARCHIVO

Vista de varios detergentes de Procter & Gamble en una exposición. EFE/ARCHIVO

EFE

El grupo estadounidense Procter & Gamble cerró su año fiscal con unas ganancias netas de 9.750 millones de dólares, lo que representa un 36 % menos respecto al 2017, cuando el beneficio se situó en 15.326 millones.

En esta misma línea y tal como ha informado esta firma, el acumulado en 12 meses terminó el 30 de junio con una ganancia por acción de 3,67 dólares, frente a los 5,59 dólares de todo el ejercicio fiscal de 2017.

En cuanto a los ingresos, Procter & Gamble anotó un acumulado de 66.832 millones de dólares, con un aumento del 3 % respecto al mismo período del ejercicio anterior.

La firma de Cincinnati, cuyos títulos están incluidos en el grupo del Dow Jones de Industriales, fabrica productos de cuidado personal y salud, entre otros, con una amplia presencia internacional, ya que sus mercancías se venden en cerca de 180 países.

Respecto al trimestre más reciente, el más analizado hoy en Wall Street, la compañía reportó unos beneficios netos de 1.891 millones de dólares, por debajo de los 2.215 millones del último trimestre fiscal del año pasado.

La ganancia trimestral por acción fue de 72 centavos de dólar, por debajo de los 82 centavos que tuvo entre abril y junio de 2017, lo que representa una disminución del 12 % en comparación con el período del año anterior debido a los mayores cargos por reestructuración no principal y los costos de extinción temprana de la deuda.

Los ingresos trimestrales crecieron un 3 %, hasta 16.503 millones de dólares.

“Hemos hecho un progreso importante en el año fiscal de 2018", dijo en un comunicado el presidente y director ejecutivo de P&G, David Taylor.

Según Taylor, la compañía registra “un fuerte crecimiento de volumen y consumo, una mejora de las tendencias de participación de mercado y una generación de efectivo por encima de los objetivos iniciales, aunque con ventas orgánicas ligeramente por debajo del objetivo”.

“Estamos operando en un entorno muy dinámico que afecta el costo de las operaciones y la demanda del consumidor en nuestras categorías y en contra de competidores altamente capaces”, desgranó.

“Vamos a acelerar el cambio en la organización y la cultura para enfrentarnos a estos desafíos (...) Nuestros esfuerzos están dirigidos a ofrecer un crecimiento equilibrado en los ingresos y en la rentabilidad que genere valor para los accionistas a corto, medio y largo plazo”, abundó.

Los datos no estaban siendo bien recibidos por Wall Street, que estaba castigando a la firma con un descenso del 0,16 % en sus títulos poco después de la apertura del mercado bursátil.


Anuncio