Anuncio

El atletismo, rey de los deportes, pide pista en los juegos de Barranquilla

En la imagen, la actual campeona olímpica de salto triple, la colombiana Caterine Ibargüen. EFE/Archivo

En la imagen, la actual campeona olímpica de salto triple, la colombiana Caterine Ibargüen. EFE/Archivo

EFE

Juan ‘Igor’ González, el mánager del equipo de béisbol de Puerto Rico que ganó el oro en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe con tres jornadas de antelación, afirmó hoy que este deporte entre los países de la región ahora es “más parejo y competitivo” porque “dejan jugar a profesionales”.

En entrevista con Efe, González se refirió a la manera como su novena se alzó con el título, al derrotar a la favorita Cuba, que en las justas regionales llevaba un invicto de 36 años en la ‘pelota caliente’.

“Cuba es un gran equipo, una potencia, pero nadie es invencible, todo mundo tiene que jugar y los equipos se han ido reforzando con los años y lo mejor que ha pasado es que han dejado jugar a los profesionales”, anotó el boricua, quien durante dieciséis años jugó en las grandes ligas.

Para quien es considerado como uno de los mejores bateadores y productores de la década de los 90, con un promedio de 37 jonrones y 117 carreras impulsadas por temporada desde 1991 a 1999, el permitir jugar a profesionales “ha sido un segundo aire para muchos”.

“A nosotros nos ha beneficiado al máximo. A Barranquilla trajimos peloteros que ya han tenido experiencia profesional y algunos de ellos han jugado en grandes ligas. Eso lo que hace es que el torneo sea más competitivo”, anota González.

Y lo dice una voz autorizada en este deporte. Durante su paso por la ‘Gran Carpa’, González ganó el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana en dos ocasiones, 1996 y 1998, y a lo largo de su carrera fue galardonado con seis Bates de Plata y fue invitado a tres Juegos de Estrellas.

Al ser preguntado sobre las clave para haber ganado el oro de los Centroamericanos y del Caribe, resaltó el picheo, la defensa y el bateo oportuno de su novena. “Porque cuando estábamos en posición de anotar ha llegado el batazo oportuno”.

“Además, entre los jugadores hay mucha química, porque nos estamos disfrutando el torneo, somos jugadores alegres y eso ha sido un factor clave para poder dominar”, indicó o sin antes agradecer a Dios, “el gigante de arriba”.

Sobre el futuro de la selección de béisbol de Puerto Rico, de la que está a cargo desde febrero de este año, sostuvo que “vienen los panamericanos y el WBSC premier 12 en el 2019, después los Olímpicos y el mundial”.

“Todo es paso a paso. Hay que prepararnos física y mentalmente para hacer unos ajustes para tener mayor capacidad, pero hay que ir poco a poco”, dijo el exjardinero, recordado por su paso con los Rangers de Texas.

Aunque perdió el viernes ante Panamá, Puerto Rico ya aseguró la medalla de oro gracias a las victorias consecutivas ante Venezuela, Cuba, República Dominicana, México y Colombia.


Anuncio