Anuncio

La CIDH viaja a Honduras para analizar protección de derechos tras elecciones

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão (d). EFE/ARCHIVO

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrão (d). EFE/ARCHIVO

EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitará Honduras entre el 30 de julio y el 3 de agosto para analizar el respeto a los derechos humanos en el país centroamericano, inmerso en una crisis política desde las elecciones del 26 de noviembre de 2017.

La CIDH, con sede en Washington, anunció hoy en un comunicado su visita a Honduras, que busca estudiar “la situación de derechos humanos en el contexto postelectoral”.

Honduras está sumida en una inestabilidad política desde las elecciones de 2017, en las que Juan Orlando Hernández ganó el reconocimiento de EE.UU. como presidente electo, aunque la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) determinó que no se podía reconocer a ningún vencedor por las irregularidades del proceso.

La CIDH, órgano autónomo de la OEA, acudirá a Honduras por invitación del Gobierno de Hernández, que tras los comicios inició un proceso de diálogo con la mediación de representantes de la ONU y en el que participa el excandidato opositor Salvador Nasralla.

Nasralla defiende que él ganó las elecciones y asegura que Hernández se proclamó vencedor por un “fraude” fraguado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), encargado de contar los votos.

La CIDH detalló en su nota que tiene previsto entrevistarse con autoridades de las tres ramas del Estado, así como con representantes de la sociedad civil.

La delegación visitará Tegucigalpa, el Bajo Aguan, San Pedro Sula, Tela y Puerto Lempira.

Durante su visita, la CIDH evaluará la situación de los derechos humanos con especial atención en temas relacionados con justicia e impunidad, violencia, desigualdad, institucionalidad democrática y libertad de expresión, así como el respeto a derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Además, indagará sobre las condiciones en que se encuentran los defensores de derechos humanos y quienes han sido privados de libertad, incluidos adolescentes.

Después de las elecciones, Honduras vivió unas fuertes manifestaciones con actos vandálicos y que dejaron varios detenidos, que la oposición consideró “presos políticos”.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) publicó en marzo pasado un informe sobre las protestas en el que contabilizó la muerte de un policía y de 22 civiles, de los que al menos 16 fallecieron por disparos de las fuerzas de seguridad. EFEUSA


Anuncio