Anuncio

La Alianza del Pacífico y el Mercosur unen fuerzas contra el proteccionismo

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto (d), recibe a su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez (i), para la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico hoy, martes 24 de julio de 2018, en Puerto Vallarta (México). EFE

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto (d), recibe a su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez (i), para la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico hoy, martes 24 de julio de 2018, en Puerto Vallarta (México). EFE

EFE

Dos gigantes regionales, el Mercosur y la Alianza del Pacífico, unieron hoy fuerzas contra el proteccionismo con un plan de acción para impulsar el comercio y la integración entre los bloques.

Aunque el guión llevaba escribiéndose desde hacía meses, hoy dieron un golpe en la mesa con la primera reunión presidencial de ambos mecanismos y expresaron el compromiso con el libre comercio y una mayor unión entre potencias.

“Hoy los presidentes enviamos al mundo una clara señal que juntos impulsamos la integración regional y el libre comercio”, dijo el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, en calidad de presidente pro témpore de la Alianza del Pacífico, conformada en 2011 por México, Chile, Colombia y Perú.

Lo secundó el jefe de Estado uruguayo, Tabaré Vázquez, presidente pro témpore del Mercosur, que nació en 1991 con Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

“Los jefes de Estado de la Alianza del Pacífico y del Mercosur nos encontramos aquí para reafirmar nuestra voluntad de profundizar los vínculos comerciales, de inversión y de cooperación”, apuntó.

En una rueda de prensa, el mandatario de Chile, Sebastián Piñera, expresó también su satisfacción.

“Hemos pasado de un hoja de ruta que fijaba intenciones a un plan de acción con metas, plazos y objetivos claros para hacer converger la Alianza del Pacífico y Mercosur, y ojalá llegar pronto a una gran zona de libre comercio”.

En la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se celebra estos 23 y 24 de julio en el balneario de Puerto Vallarta, en el Pacífico mexicano, se firmó una declaración conjunta y un plan de acción anexo.

Peña Nieto detalló que este plan de acción establece medidas “concretas para facilitar el comercio de bienes”, internacionalizar las pequeñas y medianas empresas y fomentar la economía del conocimiento.

Este programa conjunto también buscará acrecentar el turismo, el intercambio cultural y la movilidad académica de las personas.

Vázquez remarcó que el “presente es la hora de la verdad”, y ello implica para los dos bloques actualizarse y adaptarse, porque “renunciar a lo posible sería un error y una irresponsabilidad”.

Aunque no hay fecha fija para la implementación de este plan de acción, Peña Nieto explicó que habrá revisiones “periódicas” del mismo, y lo de hoy es un “primer paso”.

En declaraciones a medios, el canciller de Chile, Roberto Ampuero, apuntó que en los próximos meses se celebrarán reuniones técnicas en aras de avanzar hacia el libre comercio mediante “estudios y análisis” sobre los marcos del acuerdo.

Pese a esta falta de calendario concreto, la profundización de la relación entre la Alianza del Pacífico y del Mercosur lanza un claro mensaje contrario a la ola proteccionista que se respira en otras latitudes.

Y especialmente en el vecino y poderoso Estados Unidos, que además de estar inmerso en la compleja modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México -cuyas negociaciones se retoman este 26 de julio en Washington- detonó una guerra comercial con la imposición de aranceles a la importación de productos procedentes de otros mercados.

Potencias como la Unión Europea, China, Canadá o México se han visto afectadas.

De confirmarse esta unión de bloques latinoamericanos, especialmente en materia comercial, el asunto no es baladí. Según datos oficiales, conjuntamente congregan 79 % de la población de la región, cerca de 90 % del PIB, 86 % de las exportaciones y 88 % la captación de inversión extranjera directa.

La declaración de este martes entre ambos bloques era uno de los actos pilares de esta Cumbre de la Alianza del Pacífico, cuyos mandatarios reivindicaron este lunes una vez más las ventajas del libre comercio e instaron a relanzar su bloque.

“La Alianza del Pacífico puede convertirse en la antítesis de lo que está sucediendo a nivel mundial, y si trazamos una hoja de ruta clara, y trabajamos en esta dirección, tendrá un efecto bola de nieve claro hacia otros países”, apuntó el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, en una charla con el resto de presidentes de la Alianza: Peña Nieto, de México; Martín Vizcarra, de Perú, y Sebastián Piñera, de Chile.

Este mismo martes se dará un mensaje de clausura de la Cumbre de la Alianza del Pacífico en el que se espera el anuncio de un agenda estratégica hacia 2030 en sintonía con los objetivos de la ONU a fin de darle al mecanismo una visión de futuro, además de tender puentes hacia otras direcciones.


Anuncio