Anuncio

El Senado confirma al candidato de Trump para la cartera de Veteranos

El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla después de recorrer la muestra comercial 'Made in America" hoy, lunes 23 de julio de 2018, en el Cross Hall de la Casa Blanca, en Washington (EE.UU.). EFE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla después de recorrer la muestra comercial ‘Made in America” hoy, lunes 23 de julio de 2018, en el Cross Hall de la Casa Blanca, en Washington (EE.UU.). EFE

EFE

El Senado confirmó hoy como secretario de Asuntos de Veteranos a Robert Wilkie, un funcionario nominado por el presidente, Donald Trump, con el fin de reflotar esa cartera dedicada al bienestar de los millones de excombatientes del país.

En una votación bipartidista con 86 votos a favor y 9 en contra, el Senado dio su visto bueno a Wilkie, que desde marzo era el secretario en funciones de Veteranos y podrá ocupar ahora de forma permanente el cargo.

Trump nominó a Wilkie en mayo para reemplazar a David Shulkin, que fue destituido en marzo debido a su uso irregular de fondos públicos.

El que ahora dirigirá la política hacia los excombatientes no fue la primera opción de Trump para sustituir a Shulkin: El mandatario nominó primero a su médico en la Casa Blanca, el almirante Ronny Jackson, pero este terminó retirando su candidatura después de ser acusado de beber en el trabajo y recetar medicamentos sin control.

“Celebro que el Senado de Estados Unidos haya confirmado a Robert Wilkie como secretario de Asuntos de Veteranos”, dijo hoy Trump en un comunicado, en el que elogió el “gran patriotismo”, el “honor y el orgullo” del nuevo miembro de su Gabinete.

Wilkie tendrá el reto de relanzar la reputación y el funcionamiento de la cartera de veteranos, que gestiona un presupuesto anual de 186.000 millones de dólares y tiene una plantilla de aproximadamente 360.000 empleados, dedicados sobre todo a la atención médica de los excombatientes.

Hijo de un comandante de artillería de la Armada caído en combate, Wilkie siempre ha estado ligado a los asuntos de defensa y seguridad, desde servir en la Marina y en las Fuerzas Aéreas a ser asesor del Ejecutivo de George W. Bush, entre otros cargos.

Hasta la salida de Shulkin, Wilkie era el subsecretario de Defensa para personal y preparación, un cargo desde el que se dedicaba a temas relacionados con la salud y la calidad de vida de las familias militares.


Anuncio