Anuncio

Más de 18.000 maestros educación pública Puerto Rico seguirán en su puesto inicial

Maestros, padres y estudiantes se manifiestan frente a las oficinas del Departamento de Educación de Puerto Rico. EFE/Archivo

Maestros, padres y estudiantes se manifiestan frente a las oficinas del Departamento de Educación de Puerto Rico. EFE/Archivo

EFE

De un universo de 22.626 maestros que forman parte del Departamento de Educación (DE) de Puerto Rico actualmente más de 18.000 maestros han sido confirmados en su ubicación original, lo que representa más de un 80 por ciento de todos los maestros del sistema que no se han visto afectados.

De los maestros identificados como recurso disponible (2.675) que han sido reubicados en las escuelas, el 88% ya ha aceptado su ubicación a través del portal del empleado, informó hoy el DE.

Un seis por ciento de los maestros disponibles no ha entrado a la plataforma para ser ubicados y solo el otro seis por ciento restante (168 maestros) presentó algún reparo o dificultad con la ubicación asignada.

Por otra parte, un grupo de poco más de mil maestros ha sido identificado para trabajar en proyecto especiales de la Secretaria, que se estarán comunicando próximamente.

De ese grupo asignado a proyectos especiales, el 55 por ciento ya confirmó también su ubicación.

Es de ese reducido grupo de maestros que en días recientes se han estado recibiendo preocupaciones con respecto a su ubicación.

El DE ha estado atendiendo a aquellos maestros que han confrontado dificultades con la confirmación de su ubicación o que entienden que es equívoca la que se le asignó, agregó el DE.

Se han estado analizando los casos particulares “para detectar cualquier dificultad, error humano, electrónico o de cualquier índole en la cadena de procesos para aclarar a la brevedad su correspondiente asignación”.

Algunos de los factores que se han detectado en los casos puntuales que podrían influir o haber afectado a este pequeño grupo de profesionales a ser reubicados son, entre otros, discrepancias o falta de actualización de datos en el sistema de Recursos Humanos de la agencia o que los maestros hayan hecho una selección incorrecta o para la que no tenían la certificación requerida.

“En algunos casos, preocupados por no perder su empleo, los maestros validaron datos de ubicación en el sistema electrónico o seleccionaron alternativas que no correspondían”, explicó el DE.

Por otra parte, la matrícula electrónica cerró recientemente (15 de julio), por lo que se inicia ahora la etapa de conciliación de estos datos de matrícula con la necesidad específica de maestros en cada escuela.

La secretaria, Julia Keleher, por su parte, enfatizó que el mecanismo de ubicación “se lleva a cabo todos los años pero que el proceso de consolidación de escuelas, la implementación de matrícula en línea (que daba libre selección a los padres), entre otros factores que hacen único este inicio de clases son elementos que el DE tenía en cuenta, por lo que empezó con tiempo a hacer el proceso”.

La titular, por último, también destacó que “los maestros son recursos del Departamento de Educación, no de una escuela en específico”.


Anuncio