Anuncio

Detienen a 7 policías de Puerto Rico por violar Ley Rico, narcotráfico y Ley Armas

Siete miembros de la División de Drogas de la Policía de Puerto Rico en Caguas fueron detenidos hoy por violar la Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas (Ley Rico), cuatro de estos por narcotráfico y violación a la Ley de Armas, informaron fuentes federales. EFE/Archivo

Siete miembros de la División de Drogas de la Policía de Puerto Rico en Caguas fueron detenidos hoy por violar la Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas (Ley Rico), cuatro de estos por narcotráfico y violación a la Ley de Armas, informaron fuentes federales. EFE/Archivo

EFE

Siete miembros de la División de Drogas de la Policía de Puerto Rico en Caguas fueron detenidos hoy por violar la Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas (Ley Rico), cuatro de estos por narcotráfico y violación a la Ley de Armas, informaron fuentes federales.

Según explicó en un comunicado de prensa la jefa de la Fiscalía federal en San Juan, Rosa Rodríguez, los cuatro policías imputados por narcotráfico y violar la Ley de Armas fueron identificados como Eidderf Jhave Ramos Ortiz, Juan Carlos Ortiz Vázquez, Christian Rodríguez Cruz y Eric Velázquez Martínez.

El resto de los oficiales que solo fueron recriminados por violar la Ley RICO fueron identificados como Ramón Cotto Centeno, Luis Rivera Ruiz y Jorge Muñoz Martínez.

La ley federal contra la extorsión criminal y las organizaciones corruptas, conocida como Rico, aprobada en 1970 por el Congreso de Estados Unidos, permite la persecución y sanciones civiles por determinados actos criminales, realizados en una empresa (cualquier persona física, entidad comercial, asociación, sindicato o grupo de individuos).

De acuerdo con la acusación, desde julio del año 2014, estos policías extorsionaron, atentaron con extorsionar, conspiraron con extorsionar y conspiraron para poseer y distribuir drogas ilícitas que ocupaban de diversas intervenciones policiacas.

Ramos enfrenta un cargo por violar el la Ley Rico, cinco cargos por extorsión mientras obraba como policía, tres cargos por conspirar para distribuir marihuana, cinco cargos por poseer y utilizar su arma de reglamento en una intervención criminal y tres cargos adicionales por intentar distribuir marihuana.

Ortiz, por su parte, enfrenta un cargo por violar la Ley RICO, cuatro cargos por extorsión mientras usaba su uniforme oficial, tres cargos por conspirar para poseer e intentar distribuir marihuana y tres cargos por poseer y utilizar su arma de reglamento en una intervención criminal.

Asimismo, Rodríguez y Velázquez enfrentan cada uno un cargo por violar la Ley Rico, cuatro cargos por extorsión mientras usaba su uniforme oficial, un cargo por conspirar para poseer e intentar distribuir marihuana y un cargo por poseer y utilizar su arma de reglamento en una intervención criminal.

Cotto, mientras, enfrenta un cargo por violar la Ley Rico, un cargo por extorsión mientras usaba su uniforme oficial y un cargo por conspirar para poseer e intentar distribuir el medicamento controlado Tramadol.

Finalmente, Rivera y Muñoz enfrentan un cargo por violar la Ley Rico.

Los acusados enfrentan hasta 20 años en prisión por violar la Ley Rica y otros 20 por extorsión mientras obraban como policías.

El grupo de cuatro acusados por narcotráfico podría enfrentar hasta cinco años en cárcel por esta falla, y otros cinco y hasta cadena perpetua por los cargos por violar la Ley de Armas.


Anuncio