Anuncio

Grandes ciudades se unen contra la especulación inmobiliaria

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, participa durante su participación en un foro sobre Desarrollo Sostenible hoy, lunes 16 de julio de 2018, en la sede de la ONU, en Nueva York (EE.UU.). Líderes sociales y regionales participaron en el Foro de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas. EFE

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, participa durante su participación en un foro sobre Desarrollo Sostenible hoy, lunes 16 de julio de 2018, en la sede de la ONU, en Nueva York (EE.UU.). Líderes sociales y regionales participaron en el Foro de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas. EFE

EFE

Una docena de grandes ciudades de distintos países se comprometieron hoy a combatir la especulación inmobiliaria y reclamaron más competencias para regular el mercado y asegurar a sus ciudadanos el acceso a una vivienda adecuada.

Barcelona, Amsterdam, Londres, Berlín, Nueva York, París, Montevideo, Lisboa, Seúl, Montreal (Canadá) y Durban (Sudáfrica) presentaron ante Naciones Unidas una declaración para unir fuerzas ante el impacto que, aseguran, están teniendo la desregulación del ámbito inmobiliario y el poder creciente de las multinacionales en el sector.

A la iniciativa se espera que se sumen próximamente otras metrópolis, entre ellas Madrid, tal y como adelantó hoy su alcaldesa, Manuela Carmena.

La Declaración “Cities for Housing” reivindica la necesidad de más poder en el ámbito municipal para gestionar el derecho a la vivienda ante los problemas que se están viviendo hoy en muchas grandes ciudades.

“O bien priorizamos la vida, o bien priorizamos la especulación”, defendió la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para quien “es imposible garantizar una cosa si se permite la otra”.

Colau aseguró que ahora mismo la “situación es crítica” y que las ciudades “están en peligro” por un proceso de “especulación global” que está disparando el precio de la vivienda para los ciudadanos.

Carmena, por su parte, subrayó que la cuestión de la vivienda es “esencial” en el marco de la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la gran agenda de la ONU contra la pobreza y en favor del medio ambiente.

Además, destacó la importancia que su Gobierno da en ese ámbito a asuntos como la lucha contra la violencia y contra la corrupción, un problema que, dijo, “puede ser un virus mortal” para esos esfuerzos.

Las alcaldesas de Madrid y Barcelona intervinieron este lunes en Naciones Unidas en el primer foro local y regional sobre la implementación de esa estrategia, conocida también como Agenda 2030.

El problema de la vivienda fue abordado por numerosos participantes, como el alcalde de Berlín, Michael Müller, quien explicó sus estrategias para atajar el encarecimiento de los precios en una ciudad donde la población ha aumentado en unas 280.000 personas en los últimos siete años.

Entre otras cosas, la capital alemana ha vuelto a financiar la construcción de viviendas asequibles y ha decidido dejar de vender terrenos municipales y destinarlos al sistema de vivienda pública.

“Los necesitamos para inquilinos y no para propietarios”, recalcó Müller.

La Declaración pactada por las grandes ciudades consta de cinco puntos: más competencias jurídicas y fiscales para luchar contra la especulación, más financiación para ampliar el parque de viviendas sociales, fomentar alternativas residenciales público-privadas de la mano de cooperativas, reducir el uso del vehículo privado o promover la cooperación entre ciudades en materia de vivienda.

Para la relatora especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Vivienda, Leilani Farha, el acuerdo supone un “giro importante” a la hora de dar respuesta a la “especulación y las presiones impuestas por actores financieros”.

El asunto de la vivienda fue únicamente uno de los muchos abordados hoy por los Gobiernos locales y regionales que se dieron cita en la sede de la ONU para analizar la implementación de la Agenda 2030.

En general, todos reivindicaron el papel fundamental que tienen ciudades y regiones a la hora de poner en marcha la estrategia, dado que son los más cercanos a la ciudadanía.

“Queremos tener un asiento, queremos una representación legítima y permanente en todas las estructuras del Estado, en todos los países del planeta y también en la sede de Naciones Unidas”, subrayó Carlos Martínez, alcalde de Soria (España) y vicepresidente del Consejo de Municipios y Regiones de Europa.

En la misma línea, el alcalde de Montevideo, Daniel Martínez, reivindicó la “política de la cercanía” a la hora de llevar a la práctica los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer que “no sean un sueño de un mundo mejor, sino una realidad”.

La reunión de gobiernos locales y regionales se celebró en el marco del foro de alto nivel sobre Desarrollo Sostenible de la ONU, una cita anual en la que los países repasan los progresos en la implementación de la Agenda 2030.

En representación de los Gobiernos regionales de España participaron hoy, entre otros, el conseller catalán de Acción Exterior, Ernest Maragall, y la secretaria general de Acción Exterior del Gobierno vasco, Marian Elorza.


Anuncio