Anuncio

Reestructurarán veintena de carreteras en P.Rico a un costo de 652 millones

Unos ciudadanos limpian las carreteras de árboles caídos por el paso del huracán María. EFE/Archivo

Unos ciudadanos limpian las carreteras de árboles caídos por el paso del huracán María. EFE/Archivo

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy la puesta en marcha del programa “Abriendo Caminos”, el cual constará de mantener y reestructurar al menos una veintena de carreteras en la isla a un costo de 652 millones de dólares.

“Fiel a nuestro compromiso de actuar y desarrollar obra relevante para el crecimiento económico y para elevar la calidad de vida en Puerto Rico hoy comenzamos este importante programa que busca mejorar la infraestructura vial deteriorada, particularmente los pavimentos”, expresó el gobernador en un comunicado de prensa.

La restauración de estas carreteras arrancó hoy en la fase Región Metro, en la que se trabajará una extensión de 84 kilómetros, para la cual se utilizará 888 toneladas de asfalto con el fin de tapar unos 275 hoyos.

Igualmente, se depositarán 5.090 toneladas de asfalto para atender carriles o unas 315 secciones de carril.

También se repararán losas de hormigón en mal estado y se ajustará la elevación de registros sanitarios, “pocetos” pluviales y tapas de válvulas, y se realizarán trabajos de acondicionamiento de cunetas y de drenajes pluviales.

Las superficies de asfalto y las losas de concreto se acondicionarán con un alto grado de calidad, en cumplimiento con las especificaciones y recomendaciones que se establecen en las normas de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT).

El titular de la ACT, Carlos Contreras, añadió en el comunicado que no solo el agresivo plan de mejoramiento, sino la previsión de no esperar al total deterioro de grandes segmentos de las carreteras para repararlas, pues eleva su costo.

“Este plan se ha confeccionado en varias fases que nos permitirán reparar las vías más críticas inicialmente y así continuaremos con las demás fases hasta lograr el mejor flujo de tránsito que haya visto Puerto Rico en mucho tiempo”, dijo.

La fase de trabajos se dividirá en tres, siendo la primera, a una inversión de 80 millones de dólares, para atender las zonas y los segmentos más críticos de la isla, los cuales son entre el 6 y el 8% de todas las vías.

El costo de la reparación de carreteras alcanzará los 327 millones de dólares en los próximos dos años.

Con los restantes 247 millones se implantará un programa avanzado para rellenar los huecos con la más alta calidad y la reparación de losas de hormigón y sellado de juntas.

Los trabajos de reconstrucción del sistema vial se prolongarán durante los próximos dos años y se impactarán 20 carreteras primarias, expresos y carreteras primarias urbanas.

Están incluidas las carreteras PR-1, PR-2, PR-3, PR-6, PR-8, PR-17, PR-18, PR-20, PR-25, PR-26, PR-35, PR-52, PR-66, PR-165, PR-167, PR-174, PR-177, PR-181, PR-187 y PR-199.

El segundo componente de la inversión será de 250 millones de dólares de fondos de la Administración Federal de Carreteras para los próximos dos años.

El tercer componente será de 75 millones de dólares bajo el Programa Estatal de Modernización de Carreteras (CAPEX, por sus siglas en inglés).


Anuncio