Anuncio

Los Cerveceros ganan el duelo de líderes, mejoran Cardenales, pierden Diamondbacks

Los Cerveceros, líderes de la División Central, lograron la cuarta victoria consecutiva en 17 partidos. EFE/Archivo

Los Cerveceros, líderes de la División Central, lograron la cuarta victoria consecutiva en 17 partidos. EFE/Archivo

EFE

Los Cerveceros de Milwaukee surgieron como los grandes triunfadores en la jornada del béisbol profesional de la Liga Nacional al conseguir la victoria en el duelo de líderes que protagonizaron ante los Bravos de Atlanta.

La combinación del abridor venezolano Jhoulys Chacín y su compatriota el tercera base Hernán Pérez hizo la diferencia a favor de los Cerveceros, que vencieron por 7-2 a los Bravos.

Chacín trabajó siete entradas con control y Pérez conectó tres imparables, incluido un cuadrangular que permitieron a los Cerveceros estar siempre en control de la acciones durante todo el partido.

Los Cerveceros, líderes de la División Central, lograron la cuarta victoria consecutiva en 17 partidos con promedio arriba de .500 (52-35) por primera vez desde el 1 de Julio de 2014, cuando tuvieron marca de 51-34.

Chacín (7-3) concedió tres indiscutibles y dos carreras limpias y sacó siete ponches para empatar la mejor marca en lo que va de temporada en esa faceta del juego e igualó su actuación más larga desde que se inició la competición.

El abridor zurdo venezolano estaba 0-2 en sus anteriores tres aperturas en las que permitió 10 carreras en 15 episodios dos tercios.

El relevista Dan Jennings trabajó dos entradas perfectas para su primer salvamento esta campaña y el segundo de su carrera.

La ofensiva de los Cardenales de San Luis siguió encendida para darle todo el apoyo al abridor Luke Weaver que lanzó ocho entradas dominantes en la victoria por paliza de 2-11 que lograron de visitantes frente a los Gigantes de San Francisco.

Weaver lanzó una gran pelota con sólo dos imparables cedidos, incluido jonrón de dos carreras que le conectó el jardinero y jugador de cuadro dominicano Alen Hanson (6), en la parte baja de la sexta entrada.

Mientras que el tercera base lideró el bateo explosivo de los Cardenales al pegar tres imparables, incluyendo un cuadrangular, y remolcó cinco carreras para empañar el regreso del dominicano Johnny Cueto tras dos meses lesionado.

El primera base Matt Carpenter y el jardinero Harrison Bader conectaron sendos cuadrangulares y el receptor puertorriqueño Yadier Molina pegó tres sencillos.

Los Cardenales lograron su mejor marca de la temporada con 18 indiscutibles, también la mejor de la franquicia desde los 19 logrados ante los Mets de Nueva York el 24 de agosto de 2016.

La victoria de los Cardenales fue la segunda consecutiva que les permite ponerse con marca de 45-41 y comienzan a meterse en la lucha por el liderato de la División Central.

Los que lo perdieron y tienen que compartir ahora con los Dodgers de Los Angeles, en la División Oeste, fueron los Diamondbacks de Arizona, que cayeron derrotados de locales por 3-6 ante los Padres de San Diego.

El abridor Eric Lauer limitó a Arizona a una carrera en cinco entradas, Austin Hedges disparó su primer cuadrangular desde el pasado 10 de abril y los Padres de San Diego abrieron con victoria una serie de cuatro de visitantes ante un rival en horas bajas.

Los Diamondbacks tienen una marca perdedora de 1-6 en lo que será una estancia de 10 juegos en su estadio, y ahora ya están empatados con los Dodgers --descansaron-- en primer lugar después de haber sido líderes solitarios desde el pasado 8 de junio.

Wil Myers impulsó dos carreras con un triple y un sencillo y el venezolano Carlos Asuaje llegó a la base en cuatro ocasiones --triple, sencillo remolcador y dos bases por bolas-- para los Padres, que ocupan la última plaza y ganaron su cuarto juego en 17 fechas.

Lauer (4-5) se llevó el triunfo tras una labor de cinco episodios con apenas siete imparables. Brad Hand trabajo la novena para su vigésimo cuarto salvamento.

Shelby Miller (0-3) mostró mejoría en su tercera apertura tras someterse a una operación Tommy John, pero cargó con la derrota luego de permitir cinco carreras, tres de ellas limpias, y cinco imparables en cinco entradas y un tercio, mientras que sacó siete ponches y dio dos bases por bolas.

El campo corto Trea Turner aportó dos cuadrangulares, incluido su primer grand slam, como profesional y lideró el bateo explosivo de los Nacionales de Washington que vinieron de atrás para conseguir la victoria por 14-12 ante los Marlins de Florida.

Turner estuvo encendido y produjo ocho carreras para que los Nacionales remontaran una desventaja de nueve anotaciones y al final se llevasen un intenso duelo de cuadrangulares que les ayudó a poner fin a una racha de cinco derrotas consecutivas.

Los Nacionales, que habían perdido 17 de sus anteriores 22 partidos, han logrado 12 triunfos consecutivos contra los Marlins que se remontan a la campaña anterior, su racha ganadora más larga contra cualquier equipo desde que se mudaron a Washington en 2005.

La victoria se dio un día después de que los Nacionales sostuvieran una reunión exclusivamente de jugadores después de que Washington fue barrido por los Medias Rojas de Boston y su promedio bajó a menos de .500 por primera vez desde el 2 de mayo.

El partido fue el tercero en el que Turner conecta al menos dos bambinazos en su carrera.


Anuncio