Anuncio
Share

Peña “tiende puente” y propone transición “ordenada y eficiente” a Obrador

Peña “tiende puente” y propone transición “ordenada y eficiente” a Obrador

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, le “tendió un puente” al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, ganador de la Presidencia en las elecciones del domingo, al proponerle una transición de gobierno “ordenada y eficiente”. EFE/Archivo

EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, le “tendió un puente” al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, ganador de la Presidencia en las elecciones del domingo, al proponerle una transición de gobierno “ordenada y eficiente”.

Con un espacio de cinco meses entre la elección (1 de julio) y la toma de posesión (1 de diciembre), López Obrador, ganador de la Presidencia de México, aprovechó la llamada de felicitación que le hizo Peña Nieto el domingo para solicitarle una reunión el martes, a las 11.00 horas locales (16.00 GMT), la primera entre ambos, para hablar del cambio de administración.

“Puede ser una transición tersa, inteligente, de personas que entienden el funcionamiento del Estado, esa es nuestra apuesta, la apuesta sensata”, dijo a Efe Mauricio Merino, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Explicó que en ese proceso de entrega-recepción de la administración pública en su conjunto, el gobierno saliente tiene como responsabilidad entregar todas las cuentas, archivos e informes al entrante y para ese propósito ambos constituyen dos grupos de diálogo y quienes se encargan de procesar todo el trabajo.

Anuncio

“Ambos gobiernos deben ponerse acuerdo para entregar el gobierno en cada una de su áreas, así de simple y así de difícil”, añadió Merino.

El también doctor en Ciencia Política por la Universidad Complutense de Madrid explicó que las reuniones las decidirán libremente ambos equipos y esa relación se intensificará cuando el Tribunal Electoral declare oficial el triunfo de López Obrador lo cual, estimó, ocurrirá a finales de agosto o principios de septiembre.

“Cuando ya es oficial y ya causó Estado, desde el punto de vista del Derecho, entonces ya se pueden sentar oficialmente el presidente electo y el presidente en funciones, quienes coinciden en sus labores durante tres meses”, señaló.

La primera reunión entre Peña Nieto y López Obrador se llevará cabo en el Palacio Nacional, sede la presidencia de México y donde pretende despachar el ganador de las elecciones, aunque existe la posibilidad de juntarse en la residencia presidencial de Los Pinos, a sugerencia del primero.

Anuncio

“No vamos a faltarle al respeto a las actuales autoridades, vamos a esperar nuestro tiempo y en este proceso de transición nos vamos a poner de acuerdo para que el país siga su marcha sin que haya crisis de ninguna índole, que la transición se dé con armonía, de manera ordenada y pacifica, sin sobresaltos de ningún tipo”, dijo López Obrador en su discurso en el Zócalo el domingo por la noche.

Peña Nieto explicó que se comunicó con López Obrador “para expresarle mi felicitación y asegurarle que él y su equipo de trabajo contarán con el apoyo del Gobierno de la República para realizar una transición ordenada y eficiente”.

En el equipo de transición de López Obrador el encargado de la parte económica y financiera será Carlos Urzúa, quien será el futuro Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El coordinador de la oficina de la presidencia será el asesor y empresario Alfonso Romo; en asuntos internacionales trabajarán Héctor Vasconcelos y el exjefe de gobierno de la Cuidad de México, Marcelo Ebrard y para asuntos de políticos internos designó a la exministra de la Suprema Corte, Olga Sánchez Cordero y Tatania Clouthier, quien fue su coordinadora de campaña.

La relación con los medios de comunicación estará a cargo de César Yañez.

López Obrador destacó que el cambio de poder se dará de forma ordenada “para que se mantenga la estabilidad económica y financiera”.

López Obrador explicó que durante los meses de julio, agosto y la mitad de septiembre, él y su equipo se dedicarán a elaborar el proyecto de Gobierno, mientras que de mediados de septiembre hasta finales de noviembre cumplirá una gira por todo el país, ya como presidente electo.

Tras los discursos de ambos, el domingo por la noche, Merino descartó que se vaya a dar “un pleito de meses” entre ambos equipos.

Anuncio

“El gobierno actual debe comprender que perdió, va de salida y deben hacer una buena entrega ya que a todas luces el nuevo presidente cuenta con el respaldo de la mayoría de los mexicanos, según los datos, y debe contar con todo el respaldo del gobierno saliente”, finalizó.


Anuncio