Anuncio
Share

Gobierno ha creado “segundo muro” para inmigrantes con demora administrativa

Gobierno ha creado “segundo muro” para inmigrantes con demora administrativa

“En los últimos dos años ha habido un incremento del 70 % en las aplicaciones pendientes de naturalización (como ciudadanos de EE.UU.)”, dijo en una rueda de prensa telefónica la presidenta de la organización hispana UnidosUS, Janet Murguía. EFE/Archivo

EFE

La Administración del presidente Donald Trump ha erigido un “segundo muro” frente a los inmigrantes, con el aumento de los retrasos en la gestión de las solicitudes de ciudadanía, denunció hoy un grupo de activistas y legisladores.

“En los últimos dos años ha habido un incremento del 70 % en las aplicaciones pendientes de naturalización (como ciudadanos de EE.UU.)”, dijo en una rueda de prensa telefónica la presidenta de la organización hispana UnidosUS, Janet Murguía.

Murguía participó junto a otros miembros de grupos de la sociedad civil y congresistas en el lanzamiento de una campaña para derribar ese “segundo muro”, consistente en esas trabas administrativas para los inmigrantes que buscan la ciudadanía, frente al “primer muro”, que es el que Trump pretende construir en la frontera con México.

El congresista demócrata Luis Gutiérrez destacó que “los americanos entienden que existe un segundo muro”.

Anuncio

“Nosotros lo vamos a derribar”, adelantó el legislador, quien subrayó que la media de espera en la gestión de una solicitud de ciudadanía en el país es de veinte meses.

Gutiérrez denunció que “la comunidad inmigrante está siendo atacada y se les está denegando el derecho a protegerse”.

“Es una vergüenza para la Administración poner estos retrasos, todo esto es con dinero que pagan los contribuyentes”, lamentó.

De acuerdo a datos de la campaña, actualmente los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) hacen frente a un retraso de unas 729.400 solicitudes de ciudadanía, lo que ha supuesto que las demoras se hayan duplicado en tan solo dos años.

Anuncio

Al ritmo actual USCIS tardaría un cuarto de siglo en regresar a las 380.639 solicitudes que había de retraso bajo la Administración precedente, la de Barack Obama, sin incluir las nuevas.

En ese sentido, el responsable del Centro para los Derechos Humanos y Derecho Constitucional (CHRCL), Peter Schey, que participó en la misma conferencia de prensa, acusó al Gobierno de estar detrás de este retraso.

“Estamos viendo cómo la Administración de Trump actualmente bloquea el camino para la legalización de los inmigrantes de varias maneras”, subrayó.

Schey afirmó que el presidente “no confía en los inmigrantes”: “Vemos esfuerzos para que cientos de miles de personas no participen en las próximas elecciones”, aseveró.

A este respecto, la congresista demócrata Zoe Lofgren consideró que con los comicios legislativos de noviembre a la vista y el control republicano del Senado y el Congreso “es difícil que no haya motivaciones en la Administración para impedir que los inmigrantes completen su proceso de naturalización”.

Lofgren destacó que es habitual que las solicitudes de ciudadanía se incrementen antes de las elecciones, “esto ya ocurrió en las de 2016"; por ello, indicó, “es importante que la Administración rinda cuentas” por los retrasos.

“Es inaceptable que se tarde un año en completar el proceso de naturalización y en algunos casos hasta dos”, se quejó la legisladora.

Schey adelantó que en el marco de la campaña que hoy lanzaron van a mandar una petición al Ejecutivo para solicitar datos sobre los motivos de los retrasos los procesos de solicitud de naturalización de los inmigrantes y que haya más transparencia.

Anuncio

“Pretendemos perseguir esto de manera agresiva, es decir, si la Administración no proporciona información acudiremos a una corte federal para conseguirla”, advirtió.

La directora ejecutiva de la Coalición Pro Derechos Humanos del Inmigrante (CHIRLA, en inglés), Angélica Salas, recordó en la rueda de prensa que una de las principales motivaciones de los inmigrantes para solicitar la naturalización es que esta es la primera manera en la que “un individuo puede ser protegido”.

La segunda razón es “la protección de la comunidad entera (de inmigrantes, de tener una voz en este país y de poder participar en la sociedad”, señaló Salas, que es también copresidenta del National Partnership for New Americans (NPNA).


Anuncio