Anuncio
Share

AI pide a EE.UU. que deje de separar y detener a familias de migrantes

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, habla durante una entrevista con Efe. EFE/Archivo

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, habla durante una entrevista con Efe. EFE/Archivo

EFE

Las autoridades estadounidenses deben poner fin de inmediato tanto a la separación de niños de sus parientes como a la detención de las familias cuando llegan a la frontera de Estados Unidos con México, exigió hoy Amnistía Internacional (AI).

“Y al mismo tiempo, deben reunificar sin demora a las miles de familias que continúan separadas como consecuencia de las políticas ilegítimas y lesivas del Gobierno de Donald Trump”, agregó la ONG en un boletín.

AI denunció que “a pesar de la orden ejecutiva firmada por el presidente Trump la semana pasada, miles de menores de edad asustados continúan separados de sus angustiados progenitores, que no tienen ni idea de cuándo volverán a verlos”.

El jefe de la Casa Blanca puso en días recientes fin a una polémica política que llevó a la separación de más de 2.300 menores de sus padres inmigrantes indocumentados.

“Al poner a estos niños y niñas en jaulas o enviarlos en avión a albergues situados a miles de kilómetros, las autoridades estadounidenses les están infligiendo deliberadamente un sufrimiento mental profundo y duradero, en un intento de disuadir a familias desesperadas de solicitar asilo”, manifestó hoy Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de AI.

Asimismo, consideró que la orden del presidente de Estados Unidos de “encarcelar a hijos e hijas con sus progenitores en lugar de separarlos no hace más que sustituir un castigo traumático por otro”.

Por todo ello, las autoridades estadounidenses deben liberar de inmediato a las familias que aspiran a solicitar asilo, y respetar su derecho a hacerlo en condiciones “justas y humanas”, agregó el texto.

“Ningún menor de edad debe ser arrancado de los brazos de su padre o su madre ni obligado a crecer entre rejas. Es hora de acabar definitivamente con las prácticas inhumanas de separar y detener a las familias”, reafirmó Guevara Rosas.

En la orden ejecutiva que firmó el 20 de junio, el presidente Trump ordenó que se mantengan a los hijos con sus progenitores en centros de detención para inmigrantes mientras se tramitan sus solicitudes de asilo.

Para poder implementar la orden, que entra en conflicto con la legislación estadounidense, el Gobierno intenta obtener una exención del Acuerdo Flores, dictado por un tribunal, que exige poner en libertad sin demora a los menores de edad detenidos, en un plazo máximo de 20 días.

Desde entonces, el Departamento de Seguridad Nacional ha emitido una serie de declaraciones en las que deja claro que las separaciones familiares podrían continuar en un futuro próximo, incluso mientras los solicitantes aguardan el resultado de sus peticiones de asilo, informó AI.

Asimismo, la orden preliminar dictada el 26 de junio por un tribunal federal estadounidense para reunificar a las miles de familias separadas a la fuerza es una “noticia positiva”, a pesar de que el Gobierno de Trump aún esté a tiempo de impugnar esta orden, indicó el texto.

De acuerdo con cifras del Departamento de Seguridad Nacional divulgadas por AI, del 5 de mayo al 9 de junio, 2.342 niños y niñas habían sido separados de sus familiares en la frontera de Estados Unidos con México en aplicación de una “política de tolerancia cero”.

AI pidió al Congreso de Estados Unidos que presione al Departamento de Seguridad Nacional para que este reagrupe con la mayor rapidez posible a las familias separadas, ponga fin de inmediato a la separación forzada de las familias y garantice que esta práctica no se va a reanudar.


Anuncio