Anuncio
Share

Rosselló pide una solución en la disputa con la Junta que beneficie a P.Rico

Carlos García (i), Arthur Gonzalez (2i), el presidente de la Junta, José Carrión (2d) y Ana Matosantos (d), miembros de la Junta de Control Fiscal hablan durante la sexta reunión de la Junta de Control Fiscal, impuesta por el Congreso de los Estados Unidos. EFE/ARCHIVO

Carlos García (i), Arthur Gonzalez (2i), el presidente de la Junta, José Carrión (2d) y Ana Matosantos (d), miembros de la Junta de Control Fiscal hablan durante la sexta reunión de la Junta de Control Fiscal, impuesta por el Congreso de los Estados Unidos. EFE/ARCHIVO

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, pidió hoy la mejor solución posible en la disputa de las instituciones de la isla con la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), la entidad de control al Ejecutivo de San Juan, a causa de la derogación de la Ley 80 que indemniza por despido injusto.

“Hay que llegar a una solución”, señaló Rosselló en conferencia de prensa, tras indicar que si se profundiza en el enfrentamiento se llegará a litigios judiciales y falta de seguridad, razón por la que abogó por un acuerdo.

“Espero que todos los compañeros estén dispuestos”, sostuvo Rosselló en referencia al Legislativo, tras aclarar que hay contactos por parte de su representante ante la JSF para aproximar posiciones.

El jefe del Ejecutivo puertorriqueño indicó que la JSF trabaja ahora con un Plan Fiscal sin la derogación de la Ley 80.

“Al no haber una solución se tendrá que recortar el Plan Fiscal y entonces cambiar el presupuesto”, indicó.

La JSF anunció hoy que aplaza la reunión pública que tenía prevista para este viernes en San Juan para tomarse tiempo para poder completar cambios técnicos y macroeconómicos requeridos en el Plan Fiscal del Gobierno de Puerto Rico con información actualizada, lo que a su vez debe reflejarse en el presupuesto del Gobierno para el 2019.

La decisión de la JSF llega después de que la pasada semana el Senado de Puerto Rico votara en contra de la derogación de la Ley 80, tal y como habían acordado la entidad de control federal y el gobernador para que el nuevo presupuesto incluya el abono de la paga de Navidad y el mantenimiento de los días de enfermedad.


Anuncio