Anuncio
Share

Los gastos sanitarios en la OCDE crecieron en 2016 al mayor ritmo desde 2009

En la imagen, un laboratorio de Análisis Clínicos e Inmunología. EFE/Archivo

En la imagen, un laboratorio de Análisis Clínicos e Inmunología. EFE/Archivo

EFE

Los gastos sanitarios aumentaron de media un 3,4 % en 2016 en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el mayor ritmo desde 2009 y, de acuerdo con las estimaciones, continuaron en 2017 la tendencia ascendente (+2,5 %), aunque sin superar esa máxima.

La OCDE indica, a partir de una serie de estadísticas publicadas hoy, que el dinero público y privado destinado a la sanidad representó en el conjunto de sus países miembros un 8,9 % del producto interior bruto (PIB) en 2016 y calcula que se mantuvo a ese nivel un año más tarde.

Las diferencias por países son muy significativas, y Estados Unidos se destaca, con mucha ventaja, como el país con el mayor gasto sanitario, un 17,2 % del PIB en 2017, como el ejercicio precedente.

Por detrás vienen Suiza (12,3 % en 2017), Francia (11,5 %), Alemania (11,3 %), Suecia (10,9 %), Japón (10,7 %), Noruega (10,4 %), Canadá (10,4 %), Dinamarca (10,2 %), Holanda (10,1 %) y Bélgica (10 %).

España se situaba prácticamente en la media con un 8,8 % en 2017 (9 % en 2016), casi al mismo nivel que Italia (8,9 %) y Portugal (9 %). El gasto en España, que disminuyó cuatro años seguidos durante la crisis (entre 2010 y 2014), ha vuelto a subir desde entonces, a un ritmo del 1,5 % tanto en 2016 como en 2017.

En la cola de los países miembros estaban Turquía (4,2 % en 2017), México (5,4 %), Luxemburgo (6,1 %), Letonia (6,3 %) y Estonia (6,7 %). Colombia, que acaba de entrar en la OCDE, también estaba en ese grupo el pasado año, con un 6,2 % de su PIB dedicado a la sanidad.

Ese gasto suponía para el conjunto de la OCDE de media 4.069 dólares (unos 3.500 euros) por habitante en 2017, lo que significaba alrededor de un 70 % más del consagrado a la educación.

Las progresiones constatadas en 2016 y en 2017 fueron netamente inferiores a las registradas en los años más duros de la crisis: en 2010, el ascenso se limitó al 1,4 %; en 2011, al 0,9 %; en 2012, al 1,6 % y en 2013, al 1,5 %.


Anuncio