Anuncio
Share

Movimientos sociales celebran protesta contra la política migratoria de Trump

Varias personas participan en una manifestación contra la separación de familias inmigrantes en Washington D.C (Estados Unidos) hoy, 27 de junio del 2018. EFE

Varias personas participan en una manifestación contra la separación de familias inmigrantes en Washington D.C (Estados Unidos) hoy, 27 de junio del 2018. EFE

EFE

Decenas de personas, en su mayoría de origen latino, se congregaron hoy a escasas cuadras de la Casa Blanca, para expresar su descontento con la política migratoria del actual Gobierno y celebrar la decisión de un tribunal de ordenar la reunificación de las familias separadas en los últimos meses.

“Hoy tenemos una muy buena noticia, un juez ha ordenado a este presidente que pare estas políticas y que reunifique a nuestras familias. Nuestras familias merecen mucho más, nuestra comunidad merece mucho más, este país merece mucho más”, sostuvo durante la protesta uno de los organizadores, Gustavo Torres, presidente del grupo CASA en Acción.

Originalmente estaba previsto que el acto sirviera, ante todo, para exigir a la Administración del presidente, Donald Trump, que ponga fin a su política de “tolerancia cero” que, desde el pasado mes de abril, ha provocado la separación de cerca de 2.000 menores de sus padres que entraron irregularmente en el país.

Sin embargo, la decisión adoptada ayer por un tribunal de San Diego (California), que ordenó al Ejecutivo que reunifique a estas familias en un plazo máximo de 30 días -catorce en el caso de los niños menores de cinco años-, ha dado aliento a todos aquellos que tildan esta política de inhumana.

“Me alegro mucho de que los jueces hayan determinado que aquí hay leyes y que hay que seguirlas, y que están violando las leyes”, dijo el congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez en declaraciones a Efe.

Ataviados con camisetas en las que se podía leer el lema #KeepFamiliesTogether (Mantened las familias unidas) y coreando eslóganes como “sí se puede” o “el pueblo unido jamás será vencido”, numerosos niños acudieron a un acto en el que el sufrimiento de los pequeños al ser apartados de sus familias era el auténtico motor que movilizó a los asistentes.

“Estamos aquí con una serie de simples exigencias, la primera es que hay que poner fin a la ridícula política de ‘tolerancia cero’ que ha costado a tantas familias la separación”, denunció Kica Matos, representante de la organización Fair Inmigration Reform Movement (FAIR).

Tras una serie de discursos, en los que varios inmigrantes tomaron la palabra para contar sus experiencias, la comitiva puso rumbo al Congreso para hacer llegar su mensaje a los legisladores, que este miércoles votarán un proyecto de ley que podría poner fin a la actual política migratoria del Gobierno.


Anuncio