Anuncio
Share

López Obrador busca tranquilizar a empresas con mensaje conciliador

El candidato izquierdista, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, habla con los asistentes a un evento de campaña en el puerto de Acapulco, en el estado de Guerrero (México) hoy, lunes 25 de junio de 2018. EFE

El candidato izquierdista, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, habla con los asistentes a un evento de campaña en el puerto de Acapulco, en el estado de Guerrero (México) hoy, lunes 25 de junio de 2018. EFE

EFE

El candidato presidencial mexicano Andrés Manuel López Obrador creará las condiciones de confianza necesarias para que las empresas privadas inviertan sin ninguna intervención pública, afirmó hoy Alfonso Romo, uno de los principales miembros del futuro gabinete si el líder izquierdista gana el 1 de julio.

En una inusual conferencia de prensa con corresponsales extranjeros, el empresario Romo afirmó que los mercados internacionales están tranquilos y que la gran mayoría del empresariado mexicano le otorga a López Obrador, quien encabeza todas las encuestas de intención de voto, el beneficio de la duda.

Romo indicó que si López Obrador logra la victoria en los comicios de julio, su equipo de transición revisará de inmediato los contratos otorgados a empresas privadas para la construcción del nuevo aeropuerto internacional de Ciudad de México y los firmados en el contexto de la reforma energética para decidir si son correctos.

“Todo lo bueno se queda, todo lo que está bien se respeta”, indicó Romo, después de que durante meses López Obrador asegurara que cancelaría la reforma energética que comenzó a aplicarse en 2014 y que terminó con el monopolio estatal en la producción y distribución de hidrocarburos.

Romo citó el cambio de “cancelar a revisar” la construcción del nuevo aeropuerto o los contratos de la reforma energética como ejemplo de las decisiones que López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), ha modificado a propuesta de su equipo de asesores.

El que sería jefe de gabinete de la Presidencia de la próxima Administración (2018-2024) destacó que no le cabe duda alguna de la victoria de López Obrador el 1 de julio al rondar el 50 % de las preferencias electorales en algunas de las encuestas.

“Estoy convencido también de que el presidente Enrique Peña Nieto (del Partido Revolucionario Institucional, PRI) quiere pasar a la historia con un legado de unas elecciones limpias”, agregó.

Sobre las prioridades de una eventual administración de López Obrador citó la lucha contra la violencia y la corrupción.

“Si no hay seguridad no hay confianza”, indicó Romo, un exitoso empresario que en el año 2000 ayudó a Vicente Fox, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), a poner fin a más de siete décadas de hegemonía del PRI en el Gobierno de México, pero que decepcionó con su “demagogia de derechas”.

Antes de apoyar al líder de Morena, Romo revisó la gestión de López Obrador al frente del Gobierno de Ciudad de México (2000-2005) y le convencieron sus resultados de apoyo a la iniciativa privada y sin crear ningún organismo público.

Para cumplir con todas las promesas de programas sociales, Romo explicó que lo primero que haría el gabinete de López Obrador es reducir los gastos corrientes para ahorrar antes de invertir.

“Queremos lograr el objetivo de déficit cero en tres años sin aumentar lo impuestos ni incrementar la deuda pública”, además de dedicarse como tarea primordial a acabar con la violencia, expuso.

Sobre las relaciones con el Gobierno de Estados Unidos, Romo afirmó que el problema del actual presidente estadounidense, Donald Trump, no es con México, “sino con el mundo”.

“Necesitamos seguir negociando (el Tratado de Libre Comercio de América del Norte) hasta llegar a un acuerdo”, dijo, y se declaró convencido de que “a la larga se impondrá la razón”.

En cuanto a la supuesta relación personal entre López Obrador y Trump, Romo manifestó que “dos abejas no se pican” entre sí.

“López Obrador es un profesional de la política, un buen negociador, y tiene la fuerza moral de su base” dado el fuerte respaldo popular que muestran las encuestas, añadió.

Además de la lucha contra la violencia, Romo destacó que la otra gran prioridad es acabar con la corrupción y que para ello habrá tolerancia cero.

“Si nosotros fallamos con la corrupción perderemos toda legitimidad. Si fallamos esto se cae. Habrá tolerancia cero”, afirmó Romo.

El 1 de julio, López Obrador contenderá en las urnas por la Presidencia de México con Ricardo Anaya, candidato del PAN; José Antonio Meade, del PRI, y el independiente Jaime Rodríguez Calderón.


Anuncio