Anuncio
Share

Jenniffer González pide empresarios de Puerto Rico que aprovechen ayudas federales

La representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, pidió hoy a los empresarios de la isla que aprovechen las ayudas que ofrece el Gobierno federal de EEUU, ya que como dijo no se les saca el suficiente beneficio por falta de información. EFE/ARCHIVO

La representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, pidió hoy a los empresarios de la isla que aprovechen las ayudas que ofrece el Gobierno federal de EEUU, ya que como dijo no se les saca el suficiente beneficio por falta de información. EFE/ARCHIVO

EFE

La representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, pidió hoy a los empresarios de la isla que aprovechen las ayudas que ofrece el Gobierno federal de EEUU, ya que como dijo no se les saca el suficiente beneficio por falta de información.

González subrayó la idea de tomar ventaja de todas las ayudas federales disponibles, durante la conferencia “De la crisis a las oportunidades de recuperación y desarrollo económico” que pronunció como conferenciante principal de la convención anual de la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

“Hay créditos para los patronos, por lo que es importante que tengan conocimiento de ello”, dijo González, para quien, sin embargo, el pleno desarrollo económico de Puerto Rico solo puede alcanzarse de la mano de la iniciativa privada.

“Si queremos poner ruedas al desarrollo económico debe ser el sector privado el que intervenga”, sostuvo la funcionaria que representa al Estado Libre Asociado en el Congreso en Washington, aunque sin derecho a voto.

González se refirió en especial a los patronos que pagaron los salarios de sus empleados tras los huracanes Irma y María aunque sus trabajadores no acudieran a sus puestos, un esfuerzo que como destacó será ahora recompensado por las autoridades federales con unas ayudas que serán fundamentales para levantar la economía local.

La funcionaria resaltó que se calcula que por ese concepto puedan llegar a la isla durante los próximos meses hasta 300 millones de dólares, un dinero que como apuntó empujará a que empresas y trabajadores se encaminen por la senda del crecimiento.

González insistió en que las ayudas federales suponen un complemento para una economía que como dijo está condicionada por una tendencia de pérdida de residentes constante que ha hecho que la población se haya reducido del pico de 3,8 millones de personas en 2004 a los 3,2 millones actuales.

“Menos gente significa menos impuestos y una economía que decrece”, dijo, tras apuntar que esa tendencia ha facilitado que, por ejemplo, en los últimos años las propiedades inmobiliarias hayan perdido un 10 % de su valor de mercado.

Recalcó que, a su juicio, parte del problema se debe a la condición colonial de Puerto Rico, razón para ella de que, por ejemplo, la pobreza afecte en la isla al 40,5 % de la población, porcentaje mucho más alto que en el estado con menos recursos de EEUU, que es Misisipi.

Por ello, pidió iniciativas, como la de que el Puerto de San Juan cuente con mayor calado para que puedan atracar embarcaciones de dimensiones más grandes.

González indicó que espera que también contribuya al desarrollo económico de la isla la aprobación por parte de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el pasado abril, de un proyecto para el inicio de un estudio sobre la creación de un centro de intercambio internacional de carga aérea en Puerto Rico.

El estudio debe auscultar el posible impacto del establecimiento en Puerto Rico de un centro de operaciones en donde la carga aérea se clasifique, maneje o consolide para su transporte hacia o desde los Estados Unidos.

Deberá de incluir además un análisis sobre la oferta y demanda de los servicios de transporte de carga aérea entre las zonas ya mencionadas entre sí y su interacción con Europa y África.

González concluyó diciendo que Puerto Rico y su economía mejorarán si la isla se convierte en un estado más de EEUU, lo que significaría estar en igualdad de condiciones.

Puso como ejemplo el que las personas que viven en EEUU pueden beneficiarse del programa de salud público para personas de bajos ingresos Medicaid si ganan menos de 26.000 dólares anuales, frente a la situación de Puerto Rico, donde para recibir ese programa hay que ganar menos de 10.000 dólares anuales, una muestra más, resaltó, de las desigualdades que sufre el Estado Libre Asociado.


Anuncio