Anuncio
Share

Trabajadores de la industria eléctrica de Puerto Rico dicen gobierno lleva doble discurso

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) en Puerto Rico, Ángel Figueroa, dijo hoy que el gobierno de la isla lleva un doble discurso ya que afirma que desea una Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) medioambientalmente responsable y por otro su responsable, Walter Higgins, habla de generación a base de carbón. EFE/Archivo

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) en Puerto Rico, Ángel Figueroa, dijo hoy que el gobierno de la isla lleva un doble discurso ya que afirma que desea una Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) medioambientalmente responsable y por otro su responsable, Walter Higgins, habla de generación a base de carbón. EFE/Archivo

EFE

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) en Puerto Rico, Ángel Figueroa, dijo hoy que el gobierno de la isla lleva un doble discurso ya que afirma que desea una Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) medioambientalmente responsable y por otro su responsable, Walter Higgins, habla de generación a base de carbón.

En un comunicado indicó que esa aparente contradicción “contradice los objetivos de generación de energía, promoción de energía eco amigable, y promueve el despilfarro económico, que pone en duda las intenciones de venta de la AEE, y crea mayor incertidumbre al pueblo de Puerto Rico”.

A su vez, reiteró que la “generación de electricidad con la quema de carbón, que es el más contaminante de los combustibles”.

Además, dijo, “se desprende del propio plan fiscal de la corporación pública de la AEE y revisado por el gobierno de Ricardo Rosselló incluye la posibilidad de implantar un cargo a las familias que se muevan de la energía de la AEE a la energía renovable”.

“Lamentablemente la intención del Gobierno es castigar a quienes busquen alternativas de energía siendo contradictorio con el discurso político que repiten” agregó el presidente de la UTIER.

Por otro lado, puso de relieve que una de las justificaciones de Rosselló para la privatización “es la falta de dinero, sin embargo, permite, promueve y aprueba los sueldos y pagos de 450.000 dólares anuales de Higgins, los cerca de 300.000 anuales del asesor financiero de la AEE, y la contratación de un grupo de cuatro abogados a 625 dólares la hora”.

Por último, dijo que “claramente vemos” como el Gobierno de Puerto Rico miente y se contradice para “promover una privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica que aumentará la factura de luz y limitará el acceso a la energía de los puertorriqueños”.


Anuncio