Anuncio
Share

Guatemala pide a EE.UU. replantear la política migratoria y no atropellar los derechos

Vista del interior del Centro de Internamiento de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, en McAllen, Estados Unidos. EFE/ Oficina De Aduanas Y Protección Fronteriza De Los Estados Unidos

Vista del interior del Centro de Internamiento de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, en McAllen, Estados Unidos. EFE/ Oficina De Aduanas Y Protección Fronteriza De Los Estados Unidos

EFE

El Gobierno de Guatemala solicitó hoy a Estados Unidos reconsiderar su política migratoria después de que casi 2.000 menores fueran separados de sus familias, de los que al menos 465 son guatemaltecos.

Guatemala “pide al Gobierno de Estados Unidos reconsiderar su política migratoria y buscar acciones que garanticen sus objetivos sin atropellar los derechos de los migrantes ni la unidad familiar”, aseguró la Cancillería en un comunicado después de que esta misma mañana su titular, Sandra Jovel, se mostrara más moderada y asegurara que se estaban respetando los derechos de los pequeños.

Según datos oficiales, cerca de 2.000 menores inmigrantes han sido separados de sus familias en la frontera con México en un plazo de seis semanas debido a la política de “tolerancia cero” del presidente de EE.UU., Donald Trump , contra la inmigración ilegal, que implica tratar como criminales a los indocumentados que entran al país.

Horas antes, en una conferencia de prensa a la que no se invitó a las agencias internacionales, Jovel, que reconoció que “no es agradable” saber que se están separando a los pequeños y por ello pidió a las familias “que no viajen”, aseguró que los menores están “en albergues” donde “se les está dando el mejor trato posible”.

En Estados Unidos es creciente la indignación tras haberse difundido las imágenes de menores inmigrantes alojados en almacenes y, en algunos casos, dentro de recintos divididos a modo de jaulas.

Además, ha habido denuncias de que las personas que cuidan de los niños en dichos centros no están autorizados a tocar, acariciar o abrazar a estos menores.

En este comunicado posterior, el ministerio se mostró más rotundo y dijo que el Gobierno “lamenta, condena y rechaza” esta política migratoria por considerar que “viola los derechos humanos y destruye la unidad familiar” y avanzó que el lunes se emitió una nota al secretario de Estado de EE.UU. solicitando “su intervención” y pidiendo respeto.

Si antes la canciller había dicho que probablemente durante la visita del vicepresidente Mike Pence a Guatemala el próximo 28 de junio se hablaría de este tema, el ministerio aseveró ahora que en ese encuentro con el presidente Jimmy Morales “se continuará el diálogo que permita una pronta solución a la tragedia que agobia” a los guatemaltecos.

Este cambio de postura se produce después de las críticas en redes sociales y de que el portavoz de la Presidencia, Heinz Hiemann, dijera el lunes que su Gobierno “respeta” las políticas migratorias de Estados Unidos.

Pese al aumento de las críticas, el presidente Trump volvió hoy a defender la política de “tolerancia cero” de su Ejecutivo con la inmigración indocumentada, que deriva en la separación de las familias.


Anuncio