Anuncio
Share

Contraloría de Puerto Rico envía a Justicia posible fraude entrega de gasolina Hatillo

La Contraloría de Puerto Rico remitió a Justicia un posible fraude relacionado con el suministro de gasolina en Hatillo, en el norte de la isla. EFE/Archivo

La Contraloría de Puerto Rico remitió a Justicia un posible fraude relacionado con el suministro de gasolina en Hatillo, en el norte de la isla. EFE/Archivo

EFE

La Contraloría de Puerto Rico remitió a Justicia un posible fraude relacionado con el suministro de gasolina en Hatillo, en el norte de la isla.

Así lo informó hoy dicho organismo que en una auditoría emitió una opinión cualificada sobre las operaciones fiscales del municipio de Hatillo relacionadas con la compra de combustible y la adquisición de piezas y repuestos de vehículos.

Una opinión cualificada se emite cuando los incumplimientos individuales o en conjunto son significativos pero no generalizados.

El informe revela que el municipio pago en exceso 7.514 dólares por 8.108 litros de gasolina a lo despachado por el garaje y a la capacidad máxima del tanque de los vehículos, con unos recibos originales alterados.

“Nuestros auditores observaron que la alteraciones en manuscrito a los originales aumentaban la cantidad de los litros despachados y el precio total de combustible”, indicó la Contraloría.

El Instituto de Ciencias Forenses certificó que de 133 recibos originales, 110 fueron alterados mediante la suma de trazos y sobrescritura con el mismo tipo de tinta y escritura.

En esta situación se pudo haber configurado los delitos de apropiación ilegal agravada y fraude tipificados en el Código Penal de Puerto Rico.

Este hallazgo se refirió el 7 de febrero de 2018 a la Secretaria de Justicia para la acción correspondiente.

La auditoría señala también que los pagos indebidos se debieron a la falta de control adecuado por parte de la oficial de pre-intervención y el director de Finanzas de Hatillo.

Por ejemplo, la mayoría de los empleados no entregaban copia de los recibos de gasolina a su supervisor y el municipio sólo pudo proveernos el 22 por ciento de las copias amarillas de los recibos originales.

Los auditores de la Contraloría identificaron que el garaje al que se le había adjudicado la subasta en seis ocasiones, facturó 1.464 dólares en exceso a la ganancia establecida en la subasta.

El garaje utilizó facturas de los mayoristas cuando los precios de los combustibles estaban más altos y el margen de ganancia era mayor, señaló el citado organismo.

Las fechas de esas facturas no correspondían a las cuales el combustible había sido despachado al municipio.

El informe cubre el periodo del 1 de enero de 2011 al 30 de junio de 2013.


Anuncio