Anuncio
Share

Padres demandan a Gobierno por cerrar programa de asilo para centroamericanos

Un grupo de padres de niños y jóvenes afectados por la cancelación del Programa de Procesamiento de Refugiados para Menores Centroamericanos (CAM, por sus siglas en inglés) demandaron al Gobierno, informó hoy uno de los abogados demandantes. EFE/Archivo

Un grupo de padres de niños y jóvenes afectados por la cancelación del Programa de Procesamiento de Refugiados para Menores Centroamericanos (CAM, por sus siglas en inglés) demandaron al Gobierno, informó hoy uno de los abogados demandantes. EFE/Archivo

EFE

Un grupo de padres de niños y jóvenes afectados por la cancelación del Programa de Procesamiento de Refugiados para Menores Centroamericanos (CAM, por sus siglas en inglés) demandaron al Gobierno, informó hoy uno de los abogados demandantes.

La querella, presentada en una corte del norte de California el pasado 13 de junio, señala que el Gobierno cerró el programa pocos días después que el republicano asumiera el poder y, en la manera en que lo hizo, perjudicó a miles de niños y jóvenes.

“Son más de 3.000 jóvenes y niños a los que se les había prometido una oportunidad pero el Gobierno detuvo los procesos, sin dar explicación. Muchos incluso se quedaron con el boleto de avión comprado”, señaló a Efe Linda Evarts, abogada del grupo The International Refugee Assistance Project (IRAP), que ha asumido la causa de los demandantes.

El programa CAM fue establecido en el año 2014, durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), como una medida para contrarrestar la inmigración indocumentada de menores y jóvenes de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Bajo este programa, los inmigrantes de estos tres países que contaran con estatus legal podrían iniciar una petición para que sus hijos entraran legalmente al país en calidad de refugiados.

Para ser elegibles los menores debían pasar un proceso de entrevistas, revisiones médicas, así como presentar documentos que certificaran el peligro que corrían si se quedaban en sus países de origen.

La demanda colectiva asegura que desde enero de 2017, la actual Administración de Donald Trump dejó de entrevistar a los beneficiarios del programa y congeló sus solicitudes; así como detuvo la emisión de resoluciones de los casos pendientes.

Evarts explica que a pesar de ello, el Gobierno siguió recibiendo dinero de las solicitudes y permitió que los padres invirtieran en el proceso hasta el 16 de agosto, cuando recién el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que las solicitudes pendientes de este programa eran descartadas y las admisiones condicionales revocadas.

“El gobierno nunca explicó porque tomó esta determinación inhumana”, señala Evarts en la demanda.

Los abogados demandantes señalan que la decisión del gobierno de eliminar el programa CAM sólo puede entenderse como una “política xenófoba” contra las personas etiquetadas por el presidente Trump como “animales”.

El escrito judicial nombra el caso de un salvadoreño, residente legal de Oxnard, California, y que presentó la petición para sus tres hijos residentes en ese país centroamericano. Los menores resultaron beneficiados y recibieron autorización para que entren al país el 20 de febrero de 2017, por lo que el inmigrante compró los pasajes aéreos.

No obstante, la actual Administración detuvo el proceso y uno de los jóvenes resultó atacado “brutalmente” por miembros de la pandilla MS-13, mientras que la hija mayor tuvo que abandonar la escuela por las presiones de esa organización criminal.


Anuncio