Anuncio
Share

El caballo Restoring Hope, de Baffert, acusado de bloquear a los rivales de Justify

Bob Baffert, (R, back) trainer with his horse Justify in the paddock before the 150th running of Belmont Stakes at Belmont race track in Queens, New York, USA, 09 June 2018. Justify went on to win the Triple Crown is the second horse to do so in the past three years. EFE

Bob Baffert, (R, back) trainer with his horse Justify in the paddock before the 150th running of Belmont Stakes at Belmont race track in Queens, New York, USA, 09 June 2018. Justify went on to win the Triple Crown is the second horse to do so in the past three years. EFE

EFE

La polémica llegó a la hípica de Estados Unidos después que varios profesionales han cuestionado el comportamiento que tuvo el caballo Restoring Hope, entrenado por Bob Baffert, durante la carrera del Belmont Stakes , que se celebró el sábado, y que ganó Justify, su compañero de establo, para conseguir la Triple Corona.

Los rivales de Justify sugieren que Baffert, que entrena a los dos caballos, utilizó a Restoring Hope para que la mayoría de la carrera, que ocupó el segundo lugar, por detrás del ganador, sirviese de bloqueo a los que intentaban superar al nuevo campeón.

Restoring Hope, que salió con una preferencia de 37-1 en las apuestas, se colocó rápidamente al frente junto con Justify y cuando ya vio que el nuevo campeón tenía asegurado el triunfo al final acabó en el octavo puesto, agotado.

Mike Repole, que es copropietario del cuarto clasificado, Vino Rosso, el finalista Noble Indy, y el jockey del Salón de la Fama, el puertorriqueño John Velázquez, de 46 años, encontraron fallas en la monta que hizo Florent Geroux de Restoring Hope.

“Me desconcertó", declaró Repole al Daily Racing Form. “Pensaría que Baffert deseaba que Restoring Hope no estuviese en ninguna parte concreta durante la carrera, de ahí que vimos como se iba de un lado para otro y parecía un guardaespaldas que no deseaba que nadie se acercase a Justify”.

Los críticos argumentan que Baffert montó bien la estrategia y le salió bien, pero Repole dijo que pensaba que los comisarios deberían echarle un vistazo a la carrera.

Sin embargo, el administrador de la Comisión de Juego de Nueva York, Steve Lewandoski, declaró al Daily Racing Form que no hay ningún plan para hablar con Geroux.

Por su parte, Geroux señaló el domingo que tuvo algunos problemas para controlar Restoring Hope.

“Cuando tiene un paso lento, es un caballo bastante agresivo para montar, tira mucho”, quería asegurarme de que lo dejara en libertad ", explicó Geroux. “No quería romper, montar el caballo y luego se volviese agresivo detrás de los otros caballos. Hubiera sido peor si se da esa circunstancia”.

Incluso el dueño de Restoring Hope no estaba contento con la forma en que su caballo fue montado, pero no podía entrar en más valoraciones.

No es inusual que los caballos de los mismos establos se ayuden en una carrera. Con ese fin, Repole no estaba contento con su propio jinete, el venezolano Javier Castellano , quien montó a Indy Noble y se esperaba que empujara a la punta, posiblemente desgastando a Justify para un retraso de Vino Rosso.

“Repole quería que estuviera a la cabeza, pero no tenía la velocidad suficiente para llegar a la punta”, explicó Castellano al Daily Racing Form. “Hice un esfuerzo, pero llegué al punto en el que tuve que darme por vencido”.

Mientras tanto, Justify, ganador de la Triple Corona, tendrá un merecido descanso y luego competirá de nuevo este año, aunque no se ha seleccionado ninguna fecha o evento.

Justify salió sin ningún tipo de daño físico tras la victoria conseguida en la 150 edición del Belmont Stakes.

Elliott Walden, de WinStar Farm, comentó el domingo que el grupo multioperador que controla Justify quiere compartir el caballo con el público y de ahí que lo mantengan en la competición en lo que resta de temporada.

Se formulará un plan una vez que el potro castaño se recupere de un cronograma comprimido que lo vio ganar seis carreras en 111 días desde su debut el pasado 18 de febrero.

“Nos enfocamos en cada carrera a medida que se acercaban”, comentó Walden luego de presentar el estandarte de Triple Corona de Justify dentro de Belmont Park. “Ahora podemos tomar una respiración profunda y solo ver cómo está el caballo”.

Justify está listo para regresar el lunes a Churchill Downs en Louisville, Kentucky.

El próximo sábado, los dueños de Justify junto con Baffert y el jockey Mike Smith recibirán sus trofeos grabados Kentucky Derby en Churchill.

Es posible que Justify pudiera desfilar en la pista como lo hizo American Pharoah después de que ganó la Triple Corona para Baffert en 2015, año en el que nació el nuevo campeón.

“Hoy se veía fantástico”, declaró Baffert, que no quiso hacer comentarios sobre su posible estrategia para protegerlo. “Después de una semana, comienza a ponerse al día con el resto de los caballos”.

El 17 de junio, Justify viajará a la base de Baffert en el sur de California para esperar su próximo movimiento.

Entre las posibilidades se encuentran las de participar, el 29 de julio, en el Haskell Invitational de un millón de dólares, a disputarse en el Monmouth Park de Nueva Jersey.

Mientras que también tiene las opciones del 18 de agosto, en otro premio de un millón de dólares, el Pacific Classic, a disputarse en Del Mar, y el 25 de agosto está la carrera de 1,25 millón, el Travers, que se celebra en Saratoga (Nueva York).

Baffert puede esperar escuchar a los funcionarios en otras pistas más que tengan interés por presentar a los aficionados a la nueva superestrella de las carreras, al igual que lo hizo con American Pharoah.


Anuncio