Anuncio
Share

El exfiscal Kenneth Starr dice no deberle una disculpa a Monica Lewinsky

Independent counsel Kenneth Starr is sworn in before the House Judiciary Committee in Washington 19 November 1998 prior to his testimony. EFE/EPA/REUTERS POOL/FILE

Independent counsel Kenneth Starr is sworn in before the House Judiciary Committee in Washington 19 November 1998 prior to his testimony. EFE/EPA/REUTERS POOL/FILE

EFE

El exfiscal especial de EE.UU. Kenneth Starr, que hace 20 años lideró las investigaciones en torno a la presunta obstrucción a la Justicia del por entonces presidente Bill Clinton por haber mentido bajo juramento sobre sus relaciones con Monica Lewinsky , dijo hoy no deberle una disculpa a la exbecaria.

“Con todo el respeto a Monica -a quien le deseo todo lo mejor- su vida se vio transtornada, sí, pero las pruebas son las pruebas. Y ella tomó parte, tal y como vimos, en el intento de obstruir a la justicia y cometer perjurio”, sostuvo Starr durante una entrevista concedida hoy al programa ‘Face The Nation’ del canal CBS News.

La relación entre el mandatario y la entonces becaria se remonta a 1995, cuando ambos comenzaron una relación a escondidas de la primera dama, Hillary Clinton; pero fue en 1998, después de que Clinton presuntamente mintiera al Congreso sobre el ‘affaire’, cuando Starr abrió una investigación que podría haberle costado el cargo.

Durante los meses que duró la investigación, Lewinsky se convirtió en el centro de numerosas críticas, que acabaron por hundir anímicamente a la joven.

Por este motivo, según ha explicado la propia Lewinsky, cuando hace unos meses se encontró por primera vez con Starr en un restaurante de Nueva York, la ahora activista no dudó en exigirle una disculpa al exfiscal, a lo cual se negó.

Al ser preguntado hoy sobre si todavía cree que no le debe ninguna disculpa, Kerr se mostró contundente.

“No, no se la debo”, sostuvo, si bien a continuación rememoró que en más de una ocasión ha dicho sentirlo “públicamente”, lo cual es “muy diferente”, dando a entender que lamenta de todo el circo mediático que abrumó a la mujer, pero no así su actuación hacía Lewinsky.

Se trata de la segunda ocasión en menos de una semana en que uno de los principales implicados en el llamado ‘Escándalo Lewinsky” afirma no deberle una disculpa a la joven que por entonces estaba dando sus primeros pasos profesionales.

El pasado lunes fue el propio Bill Clinton (1993-2001) quien negó deberle una disculpa a su examante e incluso aseguró no ver un problema en la relación que mantuvieron a pesar de ser su jefe directo.


Anuncio