Anuncio
Share

Roberto Tapia se siente bendecido al recibir la llave de una ciudad californiana

El cantautor de música regional mexicana, Roberto Tapia, posa con la llave de la ciudad de Lynwood, al final de una ceremonia celebrada hoy, jueves 7 de junio de 2018, en el centro comercial Plaza México en Lynwood, California. EFE

El cantautor de música regional mexicana, Roberto Tapia, posa con la llave de la ciudad de Lynwood, al final de una ceremonia celebrada hoy, jueves 7 de junio de 2018, en el centro comercial Plaza México en Lynwood, California. EFE

EFE

El cantautor de música norteña Roberto Tapia recibió hoy las llaves de la ciudad californiana de Lynwood “a nombre de todos los mexicanos”, según expresó el propio artista.

José Solache, edil Lynwood, entregó la llave dorada de la municipalidad ante un grupo de admiradores del autor de “El niño de la tuna” (2009), en un restaurante del centro comercial Plaza México.

“Recibir la llave de mi casa, la más grande, es una bendición”, declaró a Efe Tapia, de 37 años y uno de los autores más reconocido de su género.

Ataviado de chaqueta y botas, Tapia agradeció al alcalde y a la Asociación de Comerciantes de Plaza México, impulsores del simbólico reconocimiento.

“Cuando yo crecía, veía que a muchos artistas les entregaban llaves de la ciudad y soñé con eso, pero estaba consciente de que tenía que trabajar mucho para lograr algo así", recordó Tapia.

El cantautor posee 12 álbumes publicados, de los cuales surgieron éxitos como “Me duele”, “No fue fácil”, “El gallo de Sinaloa” y “Mi gran amor”.

Fue destacado como Artista Banda Del Año en los Premios Lo Nuestro, del 2014, así como obtuvo el de Mejor Canción Latina con “Mirando Al Cielo”, en los Premios BMI de 2014.

El vocalista declaró que “lo único que tiene de gringo es el pasaporte y 20 dólares en el bolsillo”, porque se siente “tan mexicano como el sonido del mariachi”.

Por ello, dijo, la llave dorada de Lynwood la recibe a nombre de “todos los mexicanos”.

Tapia reveló que reconocimientos como el de hoy se deben a que su recordada abuela, Teresa Aguilera, lo inscribió de niño en una escuela de música para que no anduviera sólo jugando fútbol en las peligrosas calles de Culiacán, Sinaloa.

“Crecí con muchas carencias”, rememoró el artista y adjudicó su éxito al deseo de su familia sinaloense de esforzarse para “sobresalir en la vida”.

Mario Cárdenas, director del centro comercial Plaza México, dijo a Efe que es poco conocido que Tapia está siempre dispuesto a dedicar tiempo a su comunidad para proyectos sociales, otra razón para poseer la llave.

Indicó además que por ser hijo de inmigrantes que lo llevaron a crecer a México (Tapia nació en San Diego, California, en 1981) se trata de “enviar un mensaje a todos los jóvenes como él de que sí se puede triunfar en EEUU”.

Solache por su parte dijo a Efe que su trayectoria es buen ejemplo y entregarle la llave de Lynwood “es una manera de crear puentes con México en lugar de muros”, subrayó.

En 2015, Tapia recibió las llaves de la ciudad de Las Vegas, Nevada, en el paseo de las estrellas.

Otra distinción similar la recibió el mismo año al imprimir sus manos en el cemento del Paseo de las Luminarias de Ciudad de México.


Anuncio