Anuncio
Share

Sale de prisión el primer condenado en la trama rusa

El abogado Alex Van Der Zwaan, quien mintió al FBI sobre sus contactos con la campaña del presidente estadounidense, Donald Trump, antes de recibir sentencia de la corte del Distrito de Columbia, en Washington DC (Estados Unidos). EFE/Archivo

El abogado Alex Van Der Zwaan, quien mintió al FBI sobre sus contactos con la campaña del presidente estadounidense, Donald Trump, antes de recibir sentencia de la corte del Distrito de Columbia, en Washington DC (Estados Unidos). EFE/Archivo

EFE

Alex van der Zwaan, el abogado vinculado al presidente, Donald Trump, convertido en el primer condenado por la trama rusa, abandonó hoy la prisión en la que cumplía condena y quedó a la espera de ser repatriado a su país, Holanda.

Según informaron a Efe fuentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), el letrado abandonó el correccional en el que se encontraba para cumplir la pena de un mes de cárcel a la que fue condenado -además de una multa de 20.000 dólares- por mentir al FBI sobre sus contactos con la campaña del mandatario.

Van der Zwaan permanecía desde el pasado 7 de mayo en un correccional federal de Allenwood, en Pensilvania.

Hoy, el abogado holandés fue trasladado a las dependencias del ICE, donde deberá esperar hasta que se efectúe su repatriación en el que es su primer contacto con la agencia de control migratorio, tal y como destacaron las mismas fuentes a Efe.

Van der Zwaan, de 33 años y yerno de un oligarca ruso, deberá permanecer dos meses en régimen de libertad vigilada y después podrá volver a Londres, donde reside con su esposa y espera el nacimiento de su primer hijo, previsto para agosto.

Van der Zwaan se declaró culpable en febrero de haber mentido a la policía federal (FBI) y a la oficina del fiscal especial que investiga la trama rusa, Robert Mueller , durante un interrogatorio celebrado el 3 de noviembre de 2017.

El ciudadano holandés trató entonces de ocultar a los investigadores sus contactos con dos de las principales figuras de la trama rusa: el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y su “número dos”, Rick Gates, ambos acusados de una decena de delitos, entre los que se incluye blanqueo de dinero.

Mueller investiga desde mayo de 2017, de manera independiente al Gobierno, los posibles lazos entre miembros de la campaña de Trump y el Kremlin, al que las agencias de inteligencia de Estados Unidos acusan de interferir en las elecciones de 2016.


Anuncio