Anuncio
Share

Reemplazan tramo de valla fronteriza en San Diego

Los trabajos de reemplazo de 14 millas (22,5 kilómetros) de la cerca más antigua entre Tijuana (México) y San Diego (California) comenzaron hoy, según confirmó la Patrulla Fronteriza estadounidense. EFE/Archivo

Los trabajos de reemplazo de 14 millas (22,5 kilómetros) de la cerca más antigua entre Tijuana (México) y San Diego (California) comenzaron hoy, según confirmó la Patrulla Fronteriza estadounidense. EFE/Archivo

EFE

Los trabajos de reemplazo de 14 millas (22,5 kilómetros) de la cerca más antigua entre Tijuana (México) y San Diego (California) comenzaron hoy, según confirmó la Patrulla Fronteriza estadounidense.

El proyecto de 147 millones de dólares, a cargo de la compañía SLSCO, de Texas, pretende sustituir una parte de la actual malla que fuera construida en la década de 1990 con láminas recicladas que servían como pistas de aterrizaje en la guerra de Vietnam, por una barrera estilo bolardo que permita la visibilidad entre los dos lados de la frontera.

La nueva barda, de entre 18 y 30 pies de altura -más del doble de la que se reemplaza- será de mayor resistencia para evitar los cruces, tanto de personas como vehículos, además de que está diseñada para que sea difícil de escalar, detallaron autoridades federales.

“Bajo el liderazgo de este presidente, tenemos un compromiso renovado para resguardar nuestra frontera”, señaló Ronald Vitiello, comisionado adjunto interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La Patrulla Fronteriza no anticipó si los trabajos de construcción interferirán con las actividades cotidianas de las comunidades aledañas.

A su vez, las autoridades precisaron que, tal y como se ha hecho anteriormente, ese colaborará con grupos locales para “para asegurar que su presencia perturbe de manera mínima el entorno y el hábitat circundante”.

El jefe de sector, Rodney Scott, consideró que el nuevo muro reforzará “la seguridad y eficacia de los agentes de Patrulla Fronteriza, al igual que la del público y mejorará la atmósfera para negocios y el comercio en el área”.

Se trata del tercer proyecto de construcción de su tipo, junto con los trabajos iniciados a finales de febrero en Caléxico, California, y posteriormente en Santa Teresa, Nuevo México.

Ninguno de ellos es adaptado en base a alguno de los ocho prototipos que fueron evaluados por agencias federales.

A principios de este mes, el presidente Trump aseguró durante una reunión de gabinete que San Diego había pedido “avanzar con su sección del muro en California”. Sin embargo, tanto la ciudad como el condado negaron haber hecho dicha solicitud.

Las obras de construcción, que han sido catalogadas como de “mayor prioridad” para la dependencia, abarcarán desde media milla al este de la costa del océano Pacífico hasta la zona de Otay Mesa, en donde el año pasado fueron edificados los ocho prototipos del muro que el presidente Donald Trump quiere construir.

En el año fiscal 2017, se detuvo en el sector de la Patrulla Fronteriza de San Diego a poco más de 26.000 inmigrantes indocumentados, además de que se decomisaron 10.985 libras de mariguana, 2,903 de cocaína, 4,123 de metanfetamina y 5,707 de heroína.

En dicho periodo, se registraron 83 agresiones en contra de agentes fronterizos, según datos proporcionados por la dependencia federal.


Anuncio