Anuncio
Share

Congreso apoya la política comercial “firme” de México en guerra arancelaria

Vista general del Pleno de la Cámara de Diputados, en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

Vista general del Pleno de la Cámara de Diputados, en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

EFE

El Congreso de México dio hoy su respaldo al Gobierno del país en su rechazo a los aranceles impuestos por Estados Unidos al acero y aluminio nacionales, y apoyó las “medidas equivalentes” aplicadas a otros productos por la nación latinoamericana.

El presidente de la Cámara de Diputados, Edgar Romo García, expresó el respaldo del Congreso de la Unión y apoyó la decisión de las autoridades comerciales de “aplicar medidas compensatorias a productos estadounidenses” como aceros planos, lámparas, piernas y paletas de puerco, manzanas, uvas o ciertos quesos.

Además, consideró también acertado que el presidente Enrique Peña Nieto entrara en comunicación con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, a fin de coordinar la defensa de un intercambio comercial libre.

El legislador estimó relevantes las declaraciones de los titulares de las secretarías de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, de continuar el diálogo y la negociación.

“Específicamente las pláticas para renegociar y modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pese a la determinación del Gobierno estadounidense de aplicar impuestos a las importaciones de acero y aluminio”, agregó.

Finalmente, Romo García destacó que México no puede “estar sujeto a medidas unilaterales de política económica y comercial” que implican un “retroceso” proteccionista. Por ello, el diputado avaló la disposición del Gobierno de Peña Nieto de mantener una “posición de firmeza y de responder con acciones similares a las decretadas”.

Asimismo, el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi) sostuvo hoy que la decisión del Gobierno de Donald Trump de imponer aranceles al acero y aluminio de importación de Canadá, México y la Unión Europea “no ayuda definitivamente al ambiente de la renegociación” del TLCAN.

“Esperaríamos darnos un trato de socios, como lo establecimos desde 1994 cuando empezó el TLCAN. Si bien esta renegociación se maneja en vías paralelas, definitivamente el ambiente que genera no es el mejor”, agregó la asociación civil en un boletín.

Además, apoyó la medida tomada por el Gobierno mexicano. “Es precisamente la correcta, hay que actuar de manera quirúrgica”, señaló, y consideró que esta reciprocidad arancelaria “es una forma adecuada de presionar a Estados Unidos”.


Anuncio