Anuncio
Share

Clavadista mexicano Paredes defiende su trono mundial con madurez e ilusión

Fotografía cedida por Red Bull donde aparece el clavadista mexicano Jonathan Paredes mientras realiza un salto durante su participación en la prueba "Serie Mundial Red Bull Cliff Diving" 2017, en Austin, Texas (EE.UU.). EFE/Cortesía Red Bull/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Fotografía cedida por Red Bull donde aparece el clavadista mexicano Jonathan Paredes mientras realiza un salto durante su participación en la prueba “Serie Mundial Red Bull Cliff Diving” 2017, en Austin, Texas (EE.UU.). EFE/Cortesía Red Bull/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

EFE

El campeonato mundial de saltos de acantilado comienza una nueva temporada hoy en Texas, donde el actual campeón, el clavadista mexicano Jonathan Paredes, consciente de que es el rival a batir, buscará la victoria “con más experiencia y la misma ilusión”.

Paredes, de 28 años, obtuvo su primera “Serie Mundial Red Bull Cliff Diving” ante el cinco veces campeón de clavados de altura, Gary Hunt, merced a un fallo del británico en la última prueba de 2017.

“Uno tiene que ser inteligente, jamás me alegro por los errores o los accidentes de los demás, pero si veo que los saltadores están cometiendo errores, trato de aprovecharlos”, dijo en una entrevista con la Agencia Efe.

El mexicano, que reside de forma habitual en Madrid, modificó este año su preparación viajando hasta su tierra para entrenar en Guadalajara, donde se encuentra la mejor escuela a nivel mundial de saltos de altura.

Latinoamérica, y concretamente México, se han convertido en los últimos tiempos en la cuna de esta disciplina, con numerosos atletas de éxito que, de hecho, son los deportistas que “más medallas olímpicas y mundialistas aportan al país”.

Así pues, reconoce que su victoria pasada supone “una gran responsabilidad” por el compromiso que de mantener el legado y la tradición mexicana, pero que “afortunadamente” está consiguiendo consagrarse a nivel mundial “de la forma más inteligente”.

Esta disciplina de saltos desde acantilado se realiza en entornos naturales a una imponente altura de 27 metros, distancia muy superior a los 10 metros desde los que se lanzan en los Juegos Olímpicos.

Por ello, la preparación es un tanto distinta, puesto que ninguna piscina del mundo tiene esa dimensión, por lo que deben ensayar en trampolines convencionales y “esperar” que los saltos “funcionen” cuando se asomen al borde del precipicio a casi 30 metros.

“El miedo siempre está presente, es una forma de respetar lo que estás haciendo, estar alerta a todo lo que tienes alrededor y creo que es algo que nunca se debería perder; en el momento en que no sea así, es la hora de retirarse porque definitivamente pierdes el valor del deporte”, expresó.

Paredes tampoco renuncia al sueño olímpico, “cada vez se conoce más el deporte a nivel global”, y ya han presentado un informe para convertirse en disciplina olímpica en el futuro, y el tiene la ilusión de competir si finalmente surge esa oportunidad.

A corto plazo, el deportista mexicano está centrado en la prueba texana, que se celebra en Possum Kingdom Lake, donde ya obtuvo la victoria en la edición anterior, y después desea ganar en Bilbao (España), puesto que siente que ya juega como “en casa”.

“Siempre trato de ir competición a competición, dando lo máximo posible, tratando de hacerlo lo mejor posible en cada uno y, sobre todo, estar a salvo porque es un deporte en el que corres un gran riesgo, cada torneo es clave”, matizó.

El clavadista está seguro de que esta nueva temporada “disfrutará con más experiencia”, y ensalza la oportunidad que vive de poder viajar y conocer diferentes lugares del mundo realizando lo que más le gusta, los saltos.

“Esta competición me ha hecho madurar como persona, como deportista, me ha permitido ver las cosas de una manera diferente; vengo de una familia humilde, en la que nunca faltaba pero tampoco sobraba nada, ahora tengo la oportunidad de ir a muchos lugares del mundo”, reconoció Jonathan Paredes.

La “Serie Mundial Red Bull Cliff Diving 2018" se compone de siete pruebas -Texas, Bilbao, Portugal, Suiza, Dinamarca, Bosnia e Italia-, en las que participan ocho saltadores en la categoría masculina y seis clavadistas femeninas.


Anuncio