Anuncio
Share

La Federación de Maestros de Puerto Rico denuncia abuso de poder por la Policía

La Comisión de la Mujer de la Federación de Maestros de Puerto Rico condenó hoy el supuesto abuso de poder por parte de la Policía de la isla caribeña contra mujeres maestras, madres, estudiantes y trabajadoras que se manifestaban en contra del cierre de 283 escuelas y las medidas de austeridad. EFE/Archivo

La Comisión de la Mujer de la Federación de Maestros de Puerto Rico condenó hoy el supuesto abuso de poder por parte de la Policía de la isla caribeña contra mujeres maestras, madres, estudiantes y trabajadoras que se manifestaban en contra del cierre de 283 escuelas y las medidas de austeridad. EFE/Archivo

EFE

La Comisión de la Mujer de la Federación de Maestros de Puerto Rico condenó hoy el supuesto abuso de poder por parte de la Policía de la isla caribeña contra mujeres maestras, madres, estudiantes y trabajadoras que se manifestaban en contra del cierre de 283 escuelas y las medidas de austeridad.

La organización de maestros denunció a través de un comunicado un supuesto abuso cometido por la fuerzas del orden el viernes frente al Departamento de Educación en San Juan, donde un agente habría utilizado gas pimienta contra las manifestantes, que llevaban pancartas en oposición al cierre de escuelas.

Los manifestantes eran mayoritariamente educadores de la Federación de Maestros de Puerto Rico que protestaban contra el plan del Gobierno de Puerto Rico y la secretaria de Educación, Julia Keleher, es cerrar al menos 283 escuelas del sistema público de enseñanza para agosto, cuando arranque el próximo año académico.

El comunicado señala que los maestros se manifestaban pacíficamente antes de sufrir la supuesta agresión.

“El abuso de poder también se lo aplicaron a compañeros trabajadores, quienes codo a codo han estado junto a las maestras, defendiendo el derecho de nuestros estudiantes a continuar sus estudios en sus escuelas actuales”, indica el comunicado.

“Era deber de la policía defender los derechos del pueblo y no convertirse en instrumentos de represión contra las maestras y mujeres allí presentes. Exigimos que se tomen las medidas disciplinarias a dichos agresores, quienes están retratados y grabados en los visuales noticiosos”, concluye el comunicado.


Anuncio