Anuncio
Share

El Presidente de México alerta sobre resultados de las políticas populistas

Fotografía cedida por la casa presidencial hoy, viernes 27 de abril de 2018, del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante un acto protocolario en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

Fotografía cedida por la casa presidencial hoy, viernes 27 de abril de 2018, del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante un acto protocolario en Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL

EFE

El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, alertó hoy sobre el resultado de implementar políticas populistas como las que destruyeron el patrimonio de los mexicanos en las décadas de 1970 y 1980 del siglo pasado.

Comentó que los países deben construir sobre lo que se ha alcanzado y que en el camino hacia el progreso “no hay atajos, ni fórmulas mágicas”.

Aunque no lo citó, Peña Nieto se refirió a la potencial llegada a la Presidencia del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, puntero en las encuestas y quien es acusado reiteradamente por sus contrarios de populista.

Precisamente, el mandatario, quien asistió a la clausura de un foro de banqueros en la Ciudad de México, explicó que compartía estas reflexiones en una época “en la que a través del voto ciudadano se definirá el futuro de nuestro país”.

Peña Nieto señaló el impacto dañino de modelos proteccionistas, la excesiva intervención estatal y el manejo irresponsable de las finanzas públicas.

“Políticas populistas e irresponsables destruyeron, en los años 70 y 80, el patrimonio que los mexicanos habían construido durante décadas. Millones de familias vieron cómo se esfumaron sus ahorros, y una generación de jóvenes vio truncados sus sueños de superación profesional y de movilidad social”, apuntó.

En aquellos años, cuatro presidentes de origen priísta al igual que Peña Nieto. Gobernaron Luis Echeverría (1970-76), José López Portillo (1976-82), Miguel de la Madrid (1982-88) y Carlos Salinas (1988-94).

Para evitar este tipo de episodios, Peña Nieto destacó que bajo su gestión se ha dado importancia a la estabilidad económica y al fortalecimiento de las instituciones.

Explicó que por ello los países “deben construir sobre lo que se ha alcanzado, redefinir aquello que puede mejorar y plantear una agenda con visión de largo plazo, en favor de los mexicanos”.

Peña Nieto apuntó que todo ello “sólo se pude lograr con el trabajo conjunto de toda la sociedad. No hay atajos, ni fórmulas mágicas en el camino al progreso”.

A inicios de marzo, Peña Nieto dijo que no iba a fijar una posición para cada uno de los candidatos y que su participación en la elección se remitiría al día de la elección que se celebrará el 1 de julio.


Anuncio