Anuncio
Share

Puerto Rico espera recibir 250 millones de dólares de pasajeros de cruceros

El Gobierno de Puerto Rico espera que lleguen a la isla 1,7 millones de pasajeros de crucero durante el año fiscal (1 de julio a 30 de junio) 2018-2019 que supondrán para la economía local una inyección de 250 millones de dólares. EFE/Archivo

El Gobierno de Puerto Rico espera que lleguen a la isla 1,7 millones de pasajeros de crucero durante el año fiscal (1 de julio a 30 de junio) 2018-2019 que supondrán para la economía local una inyección de 250 millones de dólares. EFE/Archivo

EFE

El Gobierno de Puerto Rico espera que lleguen a la isla 1,7 millones de pasajeros de crucero durante el año fiscal (1 de julio a 30 de junio) 2018-2019 que supondrán para la economía local una inyección de 250 millones de dólares.

La directora interina de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, Carla Campos, dio a conocer el dato durante su alocución en la primera Cumbre de Turismo del Senado “Enamórate de Puerto Rico”, según informó hoy en un comunicado la Cámara alta.

Campos detalló que para dar respuesta a quienes quieren visitar Puerto Rico hay disponibles 12.500 cuartos de hoteles operacionales, a los que se añadirán hasta cinco mil más de los que están en renovación y las 3.300 habitaciones de las 28 propiedades que están en fase de construcción.

La funcionaria subrayó que ello es una muestra de que Puerto Rico se ha recuperado tras el paso del huracán María el pasado mes de septiembre que arrasó las infraestructuras de la isla caribeña.

“Para finales de este año y el próximo tendremos una oferta completamente renovada. Estamos creciendo, no tan solo recuperándonos”, aseveró Campos, cuyos objetivos primordiales son la competitividad turística, la recuperación del destino y el establecimiento de reformas estructurales.

El senador José Pérez Rosa, quien preside la Comisión de Turismo y Cultura, indicó que la industria turística es “la punta de lanza” para levantar a Puerto Rico más aún tras el paso del huracán María.

“El huracán María trastocó grandemente la industria del turismo, pero nos ha dado mucha fuerza para seguir trabajando”, argumentó el promotor de la primera cumbre de turismo en el Senado.

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos, Anthony Maceira, informó que entre los proyectos de su oficina está inaugurar en mayo de este año el Muelle Panamericano 2 en San Juan que fue mejorado en conjunto con la compañía de cruceros Royal Caribbean , lo que permitirá traer a la isla su barco más grande.

Asimismo, a finales de este año proyecta inaugurar un nuevo muelle en la isla municipio de Culebra cuyo costo estimado es de 15 millones de dólares, para sustituir el destruido por el huracán María.

Maceira detalló que surgió una propuesta de Alianza Público Privada (APP) para el desarrollo de los muelles turísticos en la capital, lo que permitiría que la Bahía de San Juan “se desarrolle a la altura que debe estar Puerto Rico”.

“Estamos abiertos a que venga el sector privado a invertir siempre y cuando estemos seguros que el mejor negocio sea para el pueblo de Puerto”, dijo Maceira, quien trabaja en un proyecto enfocado en el mercado de grandes yates en San Juan.

El alcalde del municipio de Camuy, Edwin García Feliciano, urgió a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) a que entiendan que si los municipios no tienen la infraestructura necesaria no podrán promover el turismo.

En la Cumbre también participaron el presidente de la Organización de Mercadeo de Destino (DMO, por sus siglas en inglés), Jon Borschow; la subdirectora del Distrito del Centro de Convenciones, Noelia García, y los ayudantes especiales del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Noel Pérez y Diego Marti.

También estuvieron presentes los senadores Ángel Martínez y Nelson Cruz Santiago, los representantes Néstor Alonso y Guillermo Miranda, el alcalde del municipio de, Florida José Gerena, y asesores de varias agencias.

El paso del huracán María por Puerto Rico el pasado mes de septiembre supuso un duro golpe para su economía e industria turística, que durante años ha sido uno de los sectores claves para la entrada de ingresos en la isla caribeña.


Anuncio